CIUDAD DE MÉXICO, México (ANSA,Milenio / ProtestanteDigital.com) Varios indígenas evangélicos golpeados, dos detenidos y un templo destruido, dejó la agresión de católicos tradicionalistas a evangélicos en el municipio de San Juan Chamula, denuncian pastores e instituciones evangélicas.

El pastor Rafael Ruiz Jiménez, de la Iglesia Evangélica Pentecostés Independiente Tzotzil, denunció que el sábado pasado en el poblado de las Ollas, cerca de San Juan Chamula, católicos y autoridades locales destruyeron el templo, porque según mencionaron, "la religión protestante no debe crecer en Chiapas".

En conferencia de prensa, el ministro protestante explicó que los evangélicos de la comunidad del municipio de San Juan Chamula, fueron agredidos este sábado pasado por católicos tradicionalistas y autoridades municipales de San Juan Chamula, quienes incluso destruyeron un templo y detuvieron a dos personas.

Se trata de Rosa Hernández Díaz, pastora evangélica, y Diego Gómez Gómez, que están detenidos en la cárcel de la localidad acusados de un hecho sin duda muy grave: "ser evangélicos".

El templo, que estaba construido de madera y láminas, fue derribado con palas, picos y machetes, mientras que los indígenas Rosa Hernández Díaz y Diego Gómez Gómez fueron detenidos por las autoridades locales acusados de ser responsables de la iglesia.

Esdras Alonso pidió a las autoridades del gobierno de Chiapas intervengan en el caso y se eviten mayores agresiones. La situación en la comunidad llamada Las Ollas es muy tensa.

CHIAPAS, VERGÜENZA PARA LA LIBERTAD RELIGIOSA

Nuevamente, grupos de católicos con la ayuda y complicidad de autoridades locales en Chiapas, agredieron de manera violenta a familias evangélicas, y al igual que en el 98% de los casos que ahí se registran, la aplicación de la justicia y la libertad de culto pasan a ser sólo utopías del gobierno local, denuncia la Barra Nacional de Abogados Cristianos de México.

En lo que va del año, se tiene conocimiento de al menos 20 casos de Intolerancia Religiosa en contra de familias protestantes por parte de autoridades locales y católicos en esa localidad, sin que hasta el momento se haya resuelto ninguno. Las órdenes de detención están archivadas y los daños causados en contra de los evangélicos no han sido reparados, a pesar de que existen denuncias judiciales al respecto.

“Los pastores, líderes y laicos de las distintas Asociaciones Religiosas no Católicas, con y sin registro ante Gobernación, hacemos responsable de las vidas de nuestros hermanos, que sólo exigen libertad para profesar un credo distinto del mayoritario en muchas comunidades, al gobernador chiapaneco Juan Sabines Guerrero, quien se comprometió a terminar con este tipo de arbitrariedades y se ha dedicado a minimizar estos casos de manera sistemática, a través de diversas maniobras” expone en un Comunicado de la Barra Nacional de Abogados Cristianos de México, que firman Alfonso Farrera (Presidente) y Oscar Moha (periodista).

Finaliza este Comunicado exigiendo “nuevamente al Gobierno Federal, en especial al Subsecretario de Asuntos Religiosos, Florencio Salazar Adame, que se conforme una Fiscalía Especial para Asuntos Religiosos, que se incluya personal no católico en la oficina a su cargo y que se de a conocer la política que siguen desde esa oficina para erradicar estas prácticas”.

Católicos agreden a evangélicos y destruyen su templo en Chiapas