La Comandancia de la Guardia Civil de Madrid ha detenido a 34 personas en una redada contra el amaño de partidos de tenis para apuestas ilegales en varios portales de Internet. Entre los apresados hay siete jugadores, uno de ellos menor de edad, y personas que colaboraban en la red a la hora de las apuestas. Alguno de los jugadores está situado entre los 30 mejores tenistas del ranking de España. De momento, no han trascendido los nombres de los implicados.
La operación llamada 'Futures' se ha producido en Sevilla, Madrid, La Coruña, Pontevedra, Córdoba, Almería, Huelva, Cáceres, Barcelona y Badajoz. Los amaños de los partidos se habrían producido en 17 torneos celebrados en estas ciudades.
La red podría haber conseguido un beneficio superior al medio millón de euros, acordando previamente los resultados antes de que se disputasen los encuentros.
Los cerebros de la trama residían en Sevilla y La Coruña desde donde manejaban las apuestas que siempre se realizaban horas antes y por portales de Internet especializados en deportes.
En rueda de prensa, la responsable de la operación, la teniente María Jiménez, ha explicado que la casa de apuestas más perjudicada ha sido BET365. Además, ha explicado que los tenistas han podido incurrir en un delito de corrupción en el deporte castigado con una pena de prisión de seis meses a cuatro años e inhabilitación y la posible prohibición de la federación de tenis a seguir jugando en torneos y que a los implicados se les atribuye además estafa y pertenencia a organización criminal.
Las investigaciones de los agentes se han desarollado a lo largo de más de medio año.
Cómo operaba la trama

Los amaños se producían en dos categorías: 'Futures', que son torneos profesionales en los que gran parte de los jugadores que participan son jóvenes con pocos años en el circuito; y 'Challenger', una categoría inferior a la considerada primera división que sirve para que los jugadores emergentes sumen puntos para intentar llegar a torneos más importantes, informa Europa Press.
El 'modus operandi' de esta organización consistía en corromper a tenistas que disputaban partidos nacionales e internacionales sobre los que se podían efectuar apuestas deportivas online. Así, obtenían un lucro con las mismas vulnerando por completo el concepto de azar, dado que el desarrollo de determinados aspectos del juego estaba previamente pactado y las apuestas estaban dirigidas en base a dicho pacto, según la misma agencia.

En ningún caso se amañaba el resultado final del encuentro. Las apuestas se hacían sobre los juegos, set y saques del partido.
Para ello, la organización contaba con un tenista intermediario, que se encuentra entre los detenidos, el cual tenía una relación de confianza con los tenistas a corromper, dado que había competido con ellos y compartido entrenamientos. Pocos días antes de los torneos a disputar, esta persona forzaba su encuentro con los tenistas y les ofrecía cuantías concretas por amañar determinados aspectos del juego, que habitualmente consistían en la pérdida de determinados juegos bajo su servicio.

En los casos en los que el tenista intermediario no lograba corromper a los jugadores, llegaba a ofrecerles el doble o el triple de la comisión y en el caso de que no accedieran, intentaban corromperle alguno de los dos cabecillas del grupo.
Una vez que el tenista aceptaba el amaño, el intermediario lo comunicaba a sus cabecillas, quienes, a través de una aplicación de mensajería instantánea, creaban grupos de difusión para comunicarlo a personas de confianza y familiares, posibilitando así el aumento de las ganancias generadas con las apuestas realizadas.

El deporte del tenis está bajo sospecha desde hace varios meses cuando la BBC destapó la existencia de una organización que acordaba el resultado de los partidos a cambio de dinero de las ganancias de la gente que apostaba por ellos en Internet.
Varios jugadores que habían conseguido torneos de Grand Slam en la última década, tanto en individuales como en dobles, estaban bajo sospecha de haber amañado encuentros en el circuito masculino, según revelaron la cadena británica BBC y la página web Buzzfeed tras una investigación conjunta.

34 detenidos en una redada por amaños de partidos de tenis para apuestas en Internet | Deportes Home | EL MUNDO