Resultados 1 al 4 de 4

5 Muertes Misteriosas que te harán cuestionar la Cordura

  1. #1
    HUNTER Avatar de Karakorum
    Fecha de ingreso
    24 dic, 08
    Ubicación
    En mis antiguos territorios
    Mensajes
    4,230
    Mencionado
    5 mensaje(s)

    Question 5 Muertes Misteriosas que te harán cuestionar la Cordura


    #7: Albert Dekker.



    Parece simple en la superficie. Albert Dekker era la quintaescencia del actor de reparto de Hollywood con más de 100 papeles con su nombre, incluyendo en el western clásico de Sam Peckinpah The Wild Bunch. Desafortunadamente para Dekker, nunca llegó a ver la película. El 5 de mayo de 1968, la prometida del actor de 62 años lo encontró muerto en su baño, colgando del cuello por un cinturón de cuero, completamente desnudo.

    Después que se encontró parafernalia que sugería que Dekker realmente le iba al bondage, el investigador concluyó que se había sofocado durante un intento mal concebido de asfixia autoerótica. Abierto y cerrado, ¿no?

    Y después se puso raro: No es inaudito que los actores famosos mueran en alocados incidentes de asfixiofilia, pero Dekker también estaba vendado, amordazado y esposado, con sus muñecas y tobillos atados juntos. Estaba prácticamente inmovilizado, que es una posición muy difícil en la cual meterse sin ayuda… o así hemos escuchado. *cof*cof* Como si eso no fuese lo bastante raro, Dekker también tenía una aguja hipodérmica en cada uno de sus brazos y había palabras escritas por todo su cuerpo con lápiz labial, incluyendo “esclavo” y “chupapollas”. Oh, y también había el dibujo de una vagina en su panza.

    ¿Así que Dekker murió por accidente tras invitar a Zed de Pulp Fiction para que lo entrenara como el nuevo Gimp? Puede ser, pero tras descubrir el cuerpo, la prometida de Dekker se dio cuenta que sus 70,000 dólares en efectivo y costoso equipo de cámaras no estaban, sugiriendo que alguien pudo haber organizado la escena para encubrir un robo-homicidio. Pero hasta hay un problema con eso: la puerta del baño estaba cerrada con llave desde dentro, lo que sólo Dekker pudo haber hecho. Es tu clásico misterio de cuarto cerrado y celebridad estrangulada, sadomasoquista, amarrada y desnuda.

    #6: Zigmund Adamski.



    En junio de 1980, un minero de 56 años llamado Zigmund Adamski salió para hacer unas compras en el pueblo de Tingley, Inglaterra, y nunca regresó. 5 días después, el cuerpo de Adamski apareció en mitad de un campo de carbón a 20 millas en Todmorden. Se determinó es que lo más probable es que muriera de un ataque al corazón. Pues, mierda, este no está ni cerca de ser tan raro como el último.

    Y después se puso raro: El cuerpo de Adamski fue descubierto encima de una pila de carbón a aproximadamente las 3:45 p.m., así que debió haber sido puesto allí a plena luz del día sin que nadie lo notara. También, no había señales de pisadas en el carbón o polvo de carbón en el hombre mismo… casi como si literalmente lo hubiesen dejado caer allí desde el cielo.

    Y aunque Adamski estuvo desaparecido por 5 días, lucía bien alimentado y sólo tenía 1 día de barba incipiente en su cara. Pero la parte más espeluznante era que Adamski también tenía quemaduras inexplicables por toda su cabeza, cuello y hombros. Alguna suerte de unto como gel había sido aplicado a sus quemaduras, pero nadie pudo descubrir que era. ¿Y qué demonios sucedió? “Aliens”, de acuerdo a Alan Godfrey.

    Godfrey fue uno de los policías que encontraron el cuerpo de Adamski y también era un firme creyente de que un OVNI una vez lo abdujo y corrigió sus genitales (no, en serio). Estaba convencido de que el área entera era un punto caliente para la actividad extraterrestre y realmente se volvió un poco famoso por sus teorías. Claro, la mayoría de la gente se reía de él, pero era fácilmente silenciada cuando Godfrey preguntaba como explicarían que le sucedió a Adamski.

    Miren, no estamos diciendo que fueron aliens. Sólo estamos diciendo que si no lo fueron, entonces la historia real probablemente sea aún más rara.

    #5: Gilbert Bogle y Margaret Chandler.



    El Dr. Gilbert Bogle era un físico australiano casado especializado en láseres y las regiones inferiores de Margaret Chandler, la esposa de uno de sus colegas. En la víspera de Año Nuevo de 1962, Bogle y Chandler se escabulleron a una vereda de los amantes local, porque el nexo entre el sexo y el espeluznante asesinato sobrenatural aún no ha sido descubierto.

    La mañana siguiente, los cuerpos parcialmente desnudos de Bogle y Chandler fueron descubiertos en los bancos del Río Lane Cove. Así que fueron asesinados por el marido celoso, ¿no? ¿O esposa?

    Y después se puso raro: Aquí está la cosa: nadie pudo determinar cómo murieron las víctimas. No había ninguna señal notable de juego sucio, pero Bogle y Chandler dejaron muestras de su vómito y excremento en la escena, indicando que la pareja enfermó violentamente antes de morir. Ya que estaban en una fiesta, la explicación más lógica era que alguien pudo haber envenenado sus bebidas, pero una autopsia no encontró rastros de veneno en sus sistemas. En cuanto a los sospechosos obvios (los esposos de los amantes), ambos tenían coartadas herméticas.

    En 2006, un documental sugirió que Bogle y Chandler tuvieron una reacción fatal cuando una nube de gas de sulfuro de hidrógeno burbujeó desde el fuertemente contaminado Río Lane Cove. Eso suena como una teoría lógica, pero algunos científicos aun la descartan, ya que nadie más en el área circundante pareció sufrir ningún efecto negativo del gas de sulfuro de hidrógeno durante ese periodo de tiempo. Eso probablemente sea para mejor. Nadie quiere ser recordado como la persona asesinada por un desagradable pedo de río.

    #4: Ricky McCormick.



    En junio de 1999, el cuerpo de Ricky McCormick fue descubierto en un maizal rural afuera de St. Louis sin una causa clara de muerte. Se sospechó juego sucio, pero McCormick tenía un historial de problemas pulmonares y cardiacos crónicos y no era improbable que pudiese haber muerto de causas naturales. Era extraño, pero los policías recordaron que estaban lidiando con un desertor escolar de 41 años y rápidamente lo escribieron como una estadística.

    Y después se puso raro: La muerte de McCormick había quedado olvidada por 12 años cuando el puto FBI repentinamente anunció que estaba reabriendo el caso. Y todo era por estas:



    Estas 2 notas escritas a manos fueron encontradas en el bolsillo de McCormick y parecen ser códigos encriptados. Decodificarlas se convirtió en un caso de máxima prioridad para la Unidad de Archivos de Negocios Sucios y Criptoanálisis del FBI, los mismos tipos que descifraron los códigos Nazis y han pasado décadas tratando de descifrar el código del asesino Zodiaco. ¿Y cuáles fueron sus conclusiones? Un tranquilo “no… no tenemos idea de que es esto”, seguido por ellos embarazosamente arrastrando sus pies.

    Sabemos lo que estás pensando: el tipo probablemente estaba loco, las notas llenas de jerigonza aleatoria. Y de hecho, de acuerdo a la familia de McCormick, tenía un IQ muy bajo y era prácticamente iletrado. Pero recuerden que el FBI discrepaba. Los expertos que estudian esta cosa para ganarse la vida están bastante seguros de que hay un patrón específico en los números y letras y que un mensaje codificado tiene que estar allí en alguna parte. Es sólo que las personas más inteligentes en el mundo no tienen idea de que puede ser, a pesar de mirarlas y a la vida de McCormick desde cada ángulo posible.

    Aun así, hay algo que podemos decir con certeza de las notas: es bueno tener siempre algo como eso en tus bolsillos, en caso que seas asesinado y quieras que los federales lo investiguen.

    #3: Leroy Carter.

    El 8 de febrero de 1981, la policía respondió a quejas sobre un transeúnte en una bolsa de dormir en el Parque Golden Gate de San Francisco. Los policías estaban a punto de despertarlo, pero resultó que el tipo tenía una excusa válida para tomar una siesta en un parque público: no tenía cabeza. Una revisión de huellas digitales reveló que la víctima era Leroy Carter, quien tenía un historial de actividad criminal, pero nada que sugiriera porque alguien querría decapitarlo… especialmente con Sleepy Hollow estando tan lejos.

    Y después se puso raro: No sólo la cabeza de Carter faltaba, sino que un ala de pollo y 2 mazorcas de maíz estaban puestos en su lugar. Y una caja conteniendo más partes mutiladas de pollo fue encontrada cerca.

    Este claramente no era tu homicidio típico, así que el departamento asignó a Sandi Gallant al caso por su experiencia con crímenes ocultistas. Conjeturó que Carter era una víctima de Santería (específicamente la variedad Palo Mayombe), una religión afro-caribeña sincrética con una inclinación por sacrificar pollos. Esta era una noticia grandiosa. No para Carter, obviamente, sino para la investigación, pues la costumbre de la Santería dicta que la cabeza de una víctima sea regresada a su locación original tras 42 días, que es lo que le toma al asesino extraerle los poderes mágicos.

    Nadie en la policía creyó la teoría de Gallant, a causa de que todo sonaba como una reescritura drogada de un manual de Dungeons & Dragons… hasta que la cabeza de Carter apareció en el Parque Golden Gate exactamente 42 días después del asesinato. Desafortunadamente, por el escepticismo del departamento, nadie se apareció en el parque ese día para atrapar al perpetrador en acción y el asesino se escapó para hacer sólo Dios sabe que con todo ese poder de cabeza mágica que adquirió.

    #2: Christopher Case.

    En abril de 1991, la policía de Seattle irrumpió en el departamento de Christopher Case después que una de sus amigas dijo que estaba preocupada por él. Resultó que sus preocupaciones eran válidas, pues Case fue encontrado muerto en su bañera. La escena era inusual, porque Case estaba totalmente vestido y la bañera estaba vacía. No había señales de allanamiento o juego sucio, así que el investigador determinó que la muerte de Case probablemente fue causada por miocarditis aguda… alias “su corazón se detuvo, pero no sé por qué putas”.

    Y después se puso raro: Tras una inspección más de cerca, resultó que el apartamento de Case era un lugar bastante espeluznante. Estaba lleno de crucifijos, velas y hasta líneas de sal vertidas junto a los muros y el porche delantero. Pero eso era fácil de explicar. Verás, Case genuinamente creía que una maldición había sido puesta sobre él por una bruja después que rechazó salir con ella.

    Cuando la policía interrogó a la amiga de Case, descubrieron que durante un viaje a San Francisco, Case conoció a una mujer afirmando ser una bruja que desarrolló sentimientos románticos hacia él. Pero tras resistir sus avances, el hombre afirmó que fuerzas invisibles comenzaron a atormentarlo al cortar sus dedos mientras dormía y pronto comenzó a sentirse inseguro en su propio hogar.

    Claro, nunca se encontró ninguna evidencia para apoyar las locas teorías de Case y, si eres el tipo de persona que usa la navaja de Occam, podrías asumir que el pobre sufrió alguna suerte de colapso mental. No obstante, eso no cambia el hecho que Case, según todos los reportes, era un muy saludable hombre de 35 años que no fumaba, bebía o consumía drogas y no tenía historial de problemas cardiacos. ¿Cómo explicas que un tipo como ese repentinamente tenga una coronaria?

    #1: Philip Shue.



    Una mañana de abril de 2003, el Coronel de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos Philip Shue dejó su hogar en Texas para un día de trabajo aparentemente ordinario y 2 horas después murió en un trágico accidente automovilístico. Lo que vino después fue aún más trágico. De acuerdo a un reporte de autopsia psicológica, el Coronel Shue había estado exhibiendo comportamiento errático y paranoico antes de su muerte y su conclusión fue que condujo hacia un árbol a propósito para tomar su propia vida.

    Y después se puso raro: Pudo haber sido más fácil creer el dictamen de suicidio si 2 artículos bastante importantes no faltaran de la escena del crimen: los pezones del Coronel Shue. Alguien los había removido antes de su muerte.

    Shue también fue encontrado con un corte profundo de 6 pulgadas desde su pecho hasta su ombligo, así como dedos y lóbulo de la oreja amputados, nada de lo cual sucedió durante el accidente. Los investigadores afirmaban que Shue se infligió todas esas heridas, pues una gran cantidad de anestesia fue encontrada en su sistema. El agujero principal en esa teoría era que las muñecas y tobillos de Shue estaban envueltos en cinta adhesiva industrial y sus huellas digitales no estaban en esa cinta. La implicación parecía ser que Shue estaba en mitad de ser torturado en alguna parte, escapó y después cayó en un accidente fatal.

    La ex esposa de Shue, Nancy Timpson, parecía el sospechoso más probable, ya que aún conservaba una póliza de seguro de vida de 1 millón de dólares con el Coronel. La víctima hasta recibió una carta anónima advirtiéndole que su ex esposa planeaba chingárselo. Pero no había suficiente evidencia de juego sucio para convencer a los fiscales (creían que Shue fabricó la carta él mismo). Así que si no era eso, entonces ¿qué demonios sucedió? Siéntanse libres de tratar de descubrirlo ustedes mismos, ya que hay probabilidades bastante fuertes de que nunca, nunca lo sepamos.

    Fuente:

    7 Unexplained Deaths That Will Shake Your Faith In Reason | Cracked.com


  2. #2
    HUNTER Avatar de Karakorum
    Fecha de ingreso
    24 dic, 08
    Ubicación
    En mis antiguos territorios
    Mensajes
    4,230
    Mencionado
    5 mensaje(s)

    Predeterminado Re: 5 Muertes Misteriosas que te harán cuestionar la Cordura

    Luis II de Baviera.



    “El Rey Loco” Luis II de Baviera era a los excéntricos lo que un Ferrari es a un Yugo de 1986: técnicamente lo mismo, pero con tanto poder más que ya ni siquiera es divertido. Casi quebró a su país gracias a su tendencia a construir locos castillos de cuento de hadas, y su actitud hasta hacia las cosas más mundanas de la vida marcando aproximadamente un 7.4 en la Escala de Richter del Desfile del Orgullo de la Extravagancia. Hacia 1886, el rey de 40 años casi había agotado los fondos de la nación con botes de cisnes y versiones de la vida real de castillos de Disney, así que gentilmente fue declarado loco, removido del poder y llevado de enchulamiento paisajista desenfrenado a jugar con el equivalente de la era de un set de Duplo.

    3 días después, fue encontrado muerto cerca de un lago de Múnich.

    De inmediato fue obvio para cualquiera con sentido común que la cantidad de trampas en la situación excedía descaradamente los límites recomendados. El agua en el lago apenas estaba al nivel de la cintura y Luis había sido un excelente nadador. También, estaba la pequeña cuestión del otro muerto a su lado; era el médico del rey, el Dr. Gudden, cuyo cadáver tenía marcas y magulladuras que parecían como que alguien lo había estrangulado. Los restos de Luis, por otro lado, parecían completamente intactos.

    Así que los oficiales reflexionaron esta situación por un rato, después se encogieron de hombros y declararon la causa de muerte como ahogamiento, porque ¿qué demonios vas a hacer con un ex rey muerto del siglo XIX? ¿Realizar una investigación adecuada o algo?

    Había sólo un pero menor: Luis II no tenía agua en sus pulmones para nada. El rey y el doctor también habían prohibido a los asistentes de Luis que los siguieran mientras paseaban para hacer lo que sea que los mató. Aun más, Luis había pasado al archivo varias veces por declarar que deseaba convertirse en un enigma eterno para sí mismo y para otros.

    Yyy eso es prácticamente todo lo que tenemos. Oh, hay docenas de leyendas y teorías: diríjanse a la sección de comentarios y es probable que encontrarán al menos media docena. Algunos dicen que fue un suicidio elaborado, creado únicamente para joder al mundo que quitó a Luis su poder (presumiblemente, el buen doctor habría asistido con el suicidio y de inmediato fue estrangulado por el rey moribundo como recompensa). Hay otra facción que insiste que el rey estaba intentando escapar de sus controladores con la ayuda de realistas y fue asesinado durante el intento, lo cual también tendría sentido pero no responde ciertas preguntas bastante importantes, tales como ¿cómo? Y ¿por qué?

    Los asesinatos de Jack el Desnudador.

    ¿Sabes que sucede cuando comienzas a asesinar prostitutas en el mismo pueblo y área que Jack el Destripador, sólo que 70 años después? Como Jack el Desnudador descubrió, obtienes un jodido apodo estúpido basado en el de tu predecesor. Eso no es por decir que no era un personaje escalofriante. De hecho, en algunas formas el Desnudador era un asesino mucho más aterrador que su contraparte más famosa y mejor apodada: no sólo mató a más personas (al menos 6, quizá hasta 8) y operó por 6 años más que su predecesor, no se molestaba con toda la parte “apuñálalas con cuchillos”: asesinó a sus víctimas sólo con sus putas manos y las tiró sin ceremonias en el Támesis. Probablemente está de más decir que las dejó totalmente desnudas.

    Y ese es sólo el comienzo del terror rodeando a Jack el Desnudador. La policía seguía descubriendo cosas más y más espeluznantes sobre el carnal, como que algunas de las víctimas fueron encontradas parcialmente momificadas, habiendo muerto en extrañas posiciones de sumisión. El hecho que a muchas de las víctimas les removieron sus dientes hasta llevó a los investigadores a sugerir que no las estranguló hasta la muerte sino que las sofocó. Con su polla. Siéntanse libres de imaginar la logística de esa mierda porque no se los voy a describir.

    Y después los asesinatos se detuvieron. Así de simple. El Desnudador nunca fue aprehendido, lo que claro que significa que oh, mierda, está parado detrás de ti justo ahora y no está usando pantalones.

    Pues, eso, o el hecho que uno de los varios sospechosos que la policía supuestamente estaba cercando comenzó a sentir la presión y decidió tirar la toalla/matarse, dependiendo de quién fue el culpable. Cualquiera que sea la verdad, las probabilidades son que nunca descubriremos su verdadera identidad.

    Joseph Bowne Elwell.

    El viejo argumento “la puerta estaba cerrada desde dentro” ha sido usado por todos desde Sherlock Holmes hasta The X-Files y una gran razón por la que es popular es por este carnal llamado Joseph Bowne Elwell. O, mejor dicho, su muy real asesinato con cuarto cerrado. Oh, el género había existido mucho antes de eso: pesos pesados tales como Edgar Allan Poe y Arthur Conan Doyle se habían encargado de esto y elementos de la cosa del cuarto cerrado pueden ser rastreados hasta tiempos bíblicos. Aun así, no hay nada como un evento sangriento verdadero para realmente popularizar algo. Tú sabes, como cuando Friends sólo despegó después que Ross le arrancara la cabeza a un murciélago de una mordida durante un show en vivo.



    El sombrero ridículo de arriba es nuestra víctima, J.B. Elwell. El ama de llaves del Sr. Elwell lo encontró sentado en su sala un poco después de las 8 a.m. del 11 de junio de 1920. Había una carta abierta en su regazo y una pila de correo sin abrir a su lado, entregado a él sólo una hora antes. Oh, y había un hoyo en su frente. En una mesa cercana estaba la bala que lo había matado. Nada había sido robado, a pesar del hecho que la casa estaba llena de efectivo y objetos valiosos: hasta había una puta pintura de Rembrandt. Nadie había sido visto entrando o yéndose.

    El hecho que Elwell hubiese sido asesinado no fue la gran sorpresa para aquellos que lo conocían. El hombre no sólo era bastante adinerado, sino que también era un playboy hijo de puta: era un muy exitoso jugador de cartas profesional, rutinariamente ganándole grandes sumas a la elite. También se tiraba a las esposas de la elite; en sus pertenencias fue encontrado un cuaderno personal con los nombres y números de alrededor de 50 damas, casadas y solteras por igual. En 1920. Ese es un montón de reputaciones manchadas, pretendientes celosos, hermanos y esposos enojados y putos padres furiosos. Añádanles todas las personas a las que les había ganado dinero en las mesas de apuestas y el carnal tenía tantas personas queriendo hacerlo carnitas como los raperos de la década de 1990. De acuerdo al NY Daily News (que parecía tener un punto débil por el caso, pues fue una de sus primeras oportunidades como un periódico joven para lanzarle mierda a gente infame), la policía estimó aproximadamente 1000 sospechosos potenciales.

    Y aquí es donde se pone raro. Tan promiscuo como pudo haber sido, Elwell no era un idiota. Era un tipo que pasó de pobre a rico y salió de las calles, hombre, y aunque era una persona afable y cortés, no hay modo que pudiese haber sido exactamente inconsciente del hecho que toneladas de carnales querían metérsela doblada, al menos. Pero, había sido tomado completamente por sorpresa, por alguien a quien voluntariamente dejó entrar en su casa (ninguna de las cerraduras había sido forzada) y quien conocía sus rutinas lo bastante bien para entrar en la casa durante el corto espacio entre el cartero y el ama de llaves.

    Lo que es más, el disparo había venido desde ligeramente debajo de su cabeza, sugiriendo que el tirador casualmente le disparó a Elwell mientras se sentaba en la silla opuesta a él… y después sacó la puta bala y la exhibió. ¿Cuántas personas que no son villanos Nazis en una película noir conoces que son capaces de esa mierda? Los policías no conocían a ninguna, aun con la enorme piscina de sospechosos potenciales. El caso permaneció abierto y, eventualmente, se convirtió en la inspiración de The Benson Murder Case, una novela detectivesca que ayudó a popularizar el subgénero del misterio del cuarto cerrado por dentro.

    William Desmond Taylor.



    William Desmond Taylor fue un famoso actor/director cuando TMZ no existía y renombradas figuras de Hollywood podían joder por allí pasando más o menos desapercibidas. Tristemente para ellas, esa mierda estaba a punto de llegar a su fin. Tristemente para William Desmond Taylor en particular, la era de la mierda de periódicos sensacionalistas sería provocada por el hecho que fue asesinado.

    El año era 1922 y la policía estaba encarando un verdadero misterio: Taylor, una renombrada figura de las películas mudas, acababa de ser encontrado yaciendo en el piso de su casa, con una bala en su espalda. Eso no era suficiente para hacer esto nada excepto tu escena de asesinato promedio, sin embargo, víctima famosa o no. El problema era que el cuerpo de la ex estrella estaba lejos de estar solo y los agujeros de balas en su chaleco y chaqueta no se alineaban. Bastante pronto, hasta el más tonto policía de Keystone se dio cuenta que las palabras “juego sucio” estaban pintada resplandecientemente por todo el cielo de Hollywood.

    El problema no era que no pudieran encontrar evidencia sobre quien apretó el gatillo contra Taylor, un hombre lo bastante popular para encabezar la Motion Picture Directors Association. Fue que encontraron suficiente evidencia y motivos para encerrar a media ciudad. Un comediante popular fue encontrado rumiando a través de las cosas de Taylor cuando la policía llegó. El carnal que encontró el cuerpo (el mozo de Taylor, quien a propósito tenía antecedentes penales y había sido arrestado por última vez sólo 3 días antes del asesinato) no pudo proveer una coartada. Una actriz adolescente en ascenso de los filmes del Taylor de 50 años estaba locamente enamorada de él (como en, se escabullía en su casa y le dejaba espeluznantes cartas de amor)… y tenía un tigre de madre sobreprotectora que por casualidad tenía un arma exactamente igual a la que usaron contra Taylor. Y después, descubrieron que la víctima era un incondicional cruzado antidroga, desafiando a la industria de la droga en el puto Hollywood. Y después, comenzaron a surgir rumores de que Taylor había sido un miembro activo en un extraño culto de orgías gay con opio.

    Nuevos y extraños jugadores seguían emergiendo en el gran juego que la muerte de Taylor se estaba convirtiendo. Un mozo previo (quien resultó ser un criminal de carrera que había destruido el auto de Taylor, abusó liberalmente de su chequera y hasta le robó su casa tras inevitablemente ser despedido) desapareció de la faz de la tierra tras el crimen. Un vecino, que la gente terminó creyendo que era el asesino real, juraba que vio una extraña figura caricaturesca con maquillaje saliendo de la casa de Taylor. Así que, a la mierda, pudo haber sido el Guasón hasta donde sabemos. Encargados con encontrar el asesino real en un mundo de lunáticos (algunos de los cuales eran bastante ricos e influyentes) los policía eventualmente tuvieron suficiente y archivaron el caso como “Váyanse todos al carajo”.



  3. #3
    HUNTER Avatar de Karakorum
    Fecha de ingreso
    24 dic, 08
    Ubicación
    En mis antiguos territorios
    Mensajes
    4,230
    Mencionado
    5 mensaje(s)

    Predeterminado Re: 5 Muertes Misteriosas que te harán cuestionar la Cordura

    Charles C. Morgan.



    En 1977, Charles C. Morgan era dueño de una compañía de fideicomisos y llevaba una vida aparentemente ordinaria con su familia en Tucson (ves, cuando cuentas una historia de horror, tienes que empezar al enfatizar cuan ordinarias son las víctimas, así el giro inesperado es más impactante). Entonces, se desvaneció sin explicación el 22 de marzo y volvió a su casa en mitad de la noche 3 días después. Afirmaba que no podía hablar, pero que podía escribir, y escribió para su esposa un grotesco mensaje afirmando que alguien había pintado su garganta con una droga alucinógena.

    “Eh”, dirás, “el tipo probablemente fue a Las Vegas e inventó una coartada de mierda, ¿no?” Hasta insistió que su esposa no contactara al hospital o la policía, que es el tipo de cosa que una persona que acaba de volver de una parranda de 3 días diría. Tras recuperarse, Morgan rechazó hablar del incidente excepto para dar pistas de que había estado trabajando en secreto como un agente encubierto para el Departamento del Tesoro (seguro, carnal).

    Entonces, 2 meses después, desapareció de nuevo… sólo para ser encontrado muerto de un disparo afuera de su auto en el desierto de Arizona.

    Así que, enloqueció y cometió suicidio, ¿no? Pues, así es como fue declarado… a pesar del hecho que le dispararon atrás de la cabeza, lo que, si alguna vez lo has intentado, es difícil de lograr por tu propia cuenta. También, estaba usando un chaleco antibalas en el momento, fue encontrado con un par de gafas de sol que no le pertenecían, tenía uno de sus propios dientes en el bolsillo y un billete de 2 dólares metido en su ropa interior, que estaba anotado con 7 nombres en español y una cita de la Biblia: Eclesiastés 12:1-8.

    Ooook. Tal vez, uh, ¿el tipo estaba delirando y como parte de su enfermedad mental, intencionalmente organizó su suicidio para lucir como un asesinato? La gente hace eso, ¿no?

    Espera, se pone peor: Antes que el cuerpo de Morgan fuese descubierto, su esposa recibió una llamada telefónica anónima de una mujer identificándose sólo como “Ojos Verdes”, que no le dijo nada a ella excepto “Eclesiastés 12:1-8”, la misma pista que su esposo estaba escondiendo en sus prendas íntimas. Claro, si alguien estaba esperando encontrar el nombre del asesino de Morgan en ese pasaje de la Biblia, terminó decepcionado: el pasaje es sólo un montón de sentimientos deprimentes sobre lo jodido que es envejecer. Es básicamente una versión prolongada de Johnny Cash en el ocaso de su carrera.

    Después, “Ojos Verdes” contactó a la policía y les dejó saber que había sido amiga de Morgan y que, justo antes de su muerte, él le había mostrado un maletín lleno con 60,000 dólares en efectivo, que esperaba usar para comprar a un asesino a sueldo que venía por él (podemos asumir razonablemente que este plan no funcionó). El informante dio suficientes detalles personales para que la policía creyera que estaba diciendo la verdad, al menos hasta que conocía a Morgan socialmente. Desafortunadamente, eso fue lo último que alguien alguna vez escuchó de “Ojos Verdes” y el caso enfrió por completo.

    Algunas personas teorizan que la compañía de fideicomisos de Morgan era un frente para el lavado de dinero y toda la cosa se fue al carajo. O, tal vez realmente era un agente secreto del gobierno. O, tal vez haya una tercera, aun más rara explicación que no podríamos haber adivinado en mil años. Si nadie la ha descubierto en las últimas 4 décadas, suponemos que nadie lo hará.

    Barbara y Patricia Grimes.



    La noche del 28 de diciembre de 1956, Barbara Grimes de 15 años y Patricia Grimes de 13 años salieron para ver la película de Elvis Love Me Tender, pero nunca regresaron a casa. 3 semanas después, sus cuerpos fueron encontrados tirados al lado de una carretera en mitad de la nada.

    Y con eso, prácticamente se nos acabó la información con la que los expertos realmente concuerdan.

    Ya que estas eran 2 adolescentes en la década de 1950, cuando desaparecieron, todos simplemente asumieron que habían huido a Nashville para ver a Elvis (no, en serio: hasta Elvis mismo emitió una declaración suplicando que las chicas volvieran a casa).

    Pero los peores miedos se hicieron realidad cuando un obrero de construcción encontró los cadáveres, congelados y completamente desnudos, yaciendo en una posición que sugería que habían sido arrojados de un auto en movimiento. El pecho de Barbara estaba repleto de puñaladas superficiales, nada lo bastante serio para causar la muerte: en realidad no estaba claro que las mató. Todavía no lo sabemos. El caso se enfrió hasta 2009, cuando un policía de Chicago retirado decidió que probablemente valía un vistazo más minucioso. Como resulta, para 2 personas desaparecidas, las chicas seguro que fueron vistas en un montón de lugares después que desaparecieron.

    Los amigos reportaron ver a las chicas en el cine la noche que murieron y múltiples testigos confirmaron que abordaron el bus que se dirigía de regreso a casa, sólo para bajar a mitad del viaje. 2 chicos las vieron unos pocos minutos después, riendo entre sí a sólo 2 cuadras de su casa. Un guardia de seguridad afirmó que le pidieron direcciones la mañana del 29 de diciembre. Uno de sus compañeros de clases las vio desde la ventana de un restaurante esa tarde, caminando con 2 chicas desconocidas. 2 empleados separados reportaron que se alojaron en el cercano Claremont Hotel el 30 de diciembre.

    Todo esto representa un esfuerzo impresionante de su parte, considerando que el reporte de la autopsia puso la hora de su muerte a unas 5 horas de dejar su hogar para ir al cine el 28 de diciembre. Debieron haber estado demasiado muertas para que cualquiera de la mierda de arriba hubiese sucedido.

    Así que… ¿la autopsia estaba equivocada? ¿Los testigos alrededor del pueblo sólo estaban mintiendo para entrar en la escena? Puedes ir a la cárcel por eso, ¿no?

    Espera, se pone peor: Esto nos lleva a las llamadas telefónicas.

    El 14 de enero (una semana antes que los cuerpos fuesen descubiertos) el teléfono en la casa de Sandra, compañera de clases de Patricia, sonó en algún momento alrededor de la medianoche. La madre de Sandra respondió; el que llamó colgó. El teléfono sonó de nuevo unos pocos minutos después y esta vez una vocecita asustada preguntó por Sandra. El que llamaba colgó antes que Sandra pudiese ponerse en la línea.

    La madre de Sandra jura que la voz en el otro extremo era la de Patricia Grimes, aunque la ciencia médica después diría que había estado muerta por más de 2 semanas para ese punto.

    Después, el 15 (un punto cuando la mayoría de la gente todavía asumía que las chicas habían huido para festejar en Nashville) los policías recibieron una llamada de una persona anónima afirmando que tuvo una revelación en un sueño de que las chicas estaban muertas y podían ser encontradas en el parque Santa Fe. Los policías interrogaron al tipo y decidieron que no era ni un sospechoso ni un vidente. 7 días después, los 2 cadáveres fueron encontrados a menos de una milla de dicho parque.

    ¿Esa persona misteriosa? Ningún otro que Elvis Presley.

    Ok, no en realidad. Era sólo un carnal local quien, hasta donde sabían, no tenía nada que ver con esto. ¿Confundidos? Bienvenidos al club.

    Jonathan Luna.



    En 2003, Jonathan Luna de 38 años, un padre casado de 2, estaba trabajando como Asistente del Fiscal de Estados Unidos en Baltimore, Maryland. La noche del 3 de diciembre, se quedó hasta tarde en la oficina, lo que era normal para él, y entró en su auto a las 11:38 PM para regresar a su casa, también en Baltimore. La mañana siguiente, su cuerpo fue encontrado apuñalado un absurdo número de veces y tirado en un riachuelo de Pennsylvania, que puedes reconocer como un estado completamente distinto de Maryland.

    Aun más extraño que repentinamente ser asesinado fue el comportamiento de Luna tras dejar la oficina la noche de su muerte. Primero, en lugar de dirigirse a casa, condujo a Delaware, donde retiró 200 dólares de un cajero automático. Después, por razones que puede que nunca sean explicadas, condujo a la puta Pennsylvania. En el camino, cruzó una caseta de peaje: su boleto tenía sangre en este, sugiriendo que ya había sido atacado pero todavía estaba determinado a completa cualquiera que fuese la misión en la que estuviese.

    El cuerpo de Luna fue descubierto en un riachuelo de Pennsylvania y, aunque había sido apuñalado 36 veces y su garganta fue abierta, la causa de muerte fue el ahogamiento.

    Espera, se pone peor: Nada del efectivo que Luna retiró del cajero automático de Delaware fue robado. De hecho, estaba esparcido por su auto, como si quien sea que lo mató desvalijó su vehículo buscando algo más. Su sangre estaba por todo el asiento trasero, sugiriendo que la mayoría si no todo el apuñalamiento ocurrió allí y el motor del auto todavía estaba corriendo cuando su cuerpo fue descubierto.

    También, Luna aparentemente había tenido mucha prisa por saltar fronteras estatales, porque dejó su oficina tan apresurado que olvidó sus anteojos (que presumiblemente necesitaba para, tú sabes, conducir) en su escritorio.

    Algunos, incluyendo la oficina del forense local, realmente querían que la muerte fuese reclasificada como suicidio: literalmente diciendo que el tipo usó una navaja suiza para apuñalarse una y otra vez. Otros policías no están tan seguros, considerando que nadie en la historia ha cometido suicidio apuñalándose 36 veces, abriendo su propia garganta y saltando en un riachuelo. El caso de Luna todavía está abierto, aunque ha permanecido frío desde 2003. Si por casualidad sabes que sucedió, el FBI te dará 100,000 dólares por la información.


  4. #4
    HUNTER Avatar de Karakorum
    Fecha de ingreso
    24 dic, 08
    Ubicación
    En mis antiguos territorios
    Mensajes
    4,230
    Mencionado
    5 mensaje(s)

    Predeterminado Re: 5 Muertes Misteriosas que te harán cuestionar la Cordura

    Artemus Ogletree.



    En enero de 1935, un joven se alojó en el Cuarto 1046 del Hotel President en Kansas City, Missouri bajo el nombre “Roland T. Owen”. 2 días después, Owen fue encontrado desnudo dentro de su cuarto empapado en sangre. Antes de desfallecer, afirmó que su herida era debida a haber caído contra la bañera. Debe haber sido una caída tremenda, porque también estaba atado, apaleado, estrangulado y apuñalado. De camino al hospital, sucumbió a sus heridas.

    Las autoridades inmediatamente comenzaron a sospechar que Owen no había caído simplemente: además de sus heridas, cada artículo que le hubiese pertenecido había sido robado del cuarto, incluyendo la ropa de su cuerpo. Y en numerosas ocasiones, Owen había sido escuchado hablando o discutiendo con un hombre sin identificar al que continuaba refiriéndose como “Don”.

    No es sorpresa, “Roland T. Owen” resultó ser un nombre falso, lo que significa que la policía en realidad terminó con menos información de la que tenía al comienzo, lo que no es el modo en el que se supone que funcionen las investigaciones. El “Misterio del Cuarto No. 1046” resultó ser una mierda seria.

    Dado que nadie podía determinar quien era la víctima, se hicieron planes para enterrarla económicamente en una tumba anónima. Pero poco después que este plan fue anunciado por la prensa, las autoridades recibieron una llamada telefónica anónima de alguien ofreciendo pagar un funeral adecuado en un cementerio normal. Como se prometió, el dinero pronto llegó en el correo, junto con una ramo de rosas y una tarjeta firmada “Amor para siempre – Louise”.

    Espera, ¿qué? ¿Quién demonios es Louise? ¿Quién es quien sea involucrado en esta cosa?

    Los policías infiltraron el funeral en caso que el benefactor anónimo hiciera una aparición, pero claro, nadie lo hizo. No fue hasta un año y medio después que una mujer de Birmingham, Alabama, vio una foto de “Owen” en el periódico e inmediatamente lo identificó como su hermano hace mucho tiempo perdido, Artemus Ogletree, que puedes reconocer como un nombre que sólo podía existir en la década de 1930. Misterio resuelto, ¿no?

    Espera, se pone peor: La familia de Ogletree no lo había visto desde que dejó la casa: un año antes que muriera. No obstante, después recibieron 3 cartas escritas a máquina de él, fechadas después de su muerte. Ahora, su familia no había descubierto su defunción todavía, pero encontraron las cartas igualmente sospechosas, porque Artemus no sabía cómo escribir a máquina. Finalmente, la Sra. Ogletree recibió una llamada telefónica de un hombre haciéndose llamar “Jordan” quien le dijo que Artemus se había casado con una mujer adinerada de Egipto. Y eso fue lo último que escuchó sobre su hijo, hasta que descubrió que había muerto hace mucho en un cuarto de hotel en Kansas City.

    ¿Y en qué clase de telenovela retorcida se involucró Artemus Ogletree? ¿Qué pudo haber pavimentado el camino para todo este grotesco drama? ¿Por qué alguien asesinaría a Ogletree de un modo tan brutal y después pagaría su funeral? Si alguien lo sabe, ha estado guardándoselo por los últimos 80 años.

    Blair Adams.

    Todo sobre este caso se lee como que este tipo era seguido por el monstruo de It Follows.

    Blair Adams era un obrero de construcción canadiense promedio de 31 años quien, el 5 de julio de 1996, repentinamente retiró todo el dinero de su cuenta bancaria, vació su caja de seguridad, agarró todo lo de valor en casa que pudiese caber en sus bolsillos y se dirigió directo a la frontera con EE.UU. Desafortunadamente para Adams, resulta que la Patrulla Fronteriza de EE.UU. tiende a sospechar de los jóvenes tratando de entrar en Estados Unidos sólo con maletas gigantes llenas de dinero (aun desde el lado canadiense) así que fue rechazado.

    Al día siguiente, Adams renunció a su trabajo y compró un boleto de avión a Alemania, inmediatamente cambió de parecer y consiguió un reembolso del boleto, después se apareció en la casa de una amiga insistiendo que alguien quería matarlo. Suplicó a su amiga que lo llevara ilegalmente a Estados Unidos. Cuando se negó, Adams consiguió un auto rentado y trató de nuevo de cruzar la frontera. Esta vez, la atravesó y, una vez que estuvo en Seattle, compró un boleto de avión a Washington DC, después condujo a Knoxville, TN.

    Esta es menos una ruta turística y más el itinerario de un hombre que está tratando desesperadamente de perder a alguien que piensa que está persiguiéndolo. ¿Tal vez era paranoico? Eso es todo lo que tenemos hasta ahora, ¿no?

    Espera, se pone peor: Una vez en Tennessee, testigos reportaron que Adams entró en una gasolinera y se quejó de que su auto no encendía. El vigilante investigó y descubrió que Adams tenía las llaves equivocadas, aunque obviamente logró conducir ese auto a la gasolinera de algún modo. Entonces hizo autostop hasta un hotel, pagó por un cuarto… pero nunca fue a este. Después de dar el dinero, inmediatamente dejó el hotel y nunca volvió.

    Horas después, su cadáver fue encontrado en un estacionamiento a media milla del hotel. Sus pantalones habían sido removidos (parece que a la fuerza) y se descubrió que la causa de muerte fue un solo golpe apocalíptico al estómago, tan poderoso que rompió sus putos órganos internos.

    Y eso es todo. Eso es todo lo que sabemos. Hasta el día de hoy, nadie puede explicar quien Blair Adams pensaba que estaba tras él o quien desafió a este canadiense a un duelo final de golpes en el estómago sin pantalones en la maldita Knoxville.


Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. 6 Videojuegos Japoneses que harán que tu cabeza explote
    Por Karakorum en el foro Videojuegos
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 13/12/2015, 18:14
  2. Respuestas: 1
    Último mensaje: 10/12/2014, 12:50
  3. Respuestas: 1
    Último mensaje: 05/03/2014, 12:10
  4. Transmisiones de Radio Misteriosas
    Por Karakorum en el foro Etcétera
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 14/02/2014, 16:59
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/10/2010, 20:01

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Sobre Forojovenes
Forojovenes es una comunidad donde personas como tú comparten intereses y se conocen, en un ambiente distendido y relajado. Si esta es tu primera visita, puedes registrarte gratis. Cuando estés registrado podrás tener un perfil personal, responder mensajes, subir fotos y hacer amigos. Si ya estás registrado, inicia sesión con tu nombre de usuario.
Síguenos en