Página 1 de 13 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 249
Like Tree22Me gusta

Fragmentos de libros

  1. #1
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Fragmentos de libros


    Bueno el título lo dice todo, abro este hilo para que copiemos fragmentos de libros, esa parte de un libro que te deja embelesado sobre todas las demás, que cuando lo lees y caes en la cuenta de lo que acabas de leer, retrocedes en las líneas para repetirlo una y otra vez mientras piensas "joder, qué grande...".

    Y bueno... para que compartamos esos pequeños trocitos de perfección. Seguro que a más de uno lo anima a leerse ese libro.


  2. #2
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    Como muestra un botón.

    Empiezo con un fragmento del libro "El pintor de batallas", de Arturo Pérez Reverte, lo pasé a ordenador hace tiempo porque me encantó. Allá va:



    - El hombre tortura y mata porque es lo suyo. Le gusta.

    - ¿Lobo para el hombre, como dicen los filósofos?

    - No insulte a los lobos. Son asesinos honrados: matan para vivir.

    - ¿Y cuál es, a su juicio, la razón de que el hombre torture y mate por gusto?

    - La inteligencia, supongo.

    - Qué interesante.

    - La crueldad objetiva, elemental, no es crueldad. La verdadera requiere cálculo. Inteligencia, como acabo de decir… Fíjese en las orcas.

    - ¿Qué pasa con las orcas?

    Entonces explicó qué pasaba con las orcas. Y contó cómo esos depredadores marinos de cerebro evolucionado, que operaban dentro de un complejo ambiente social comunicándose con sonidos refinados, se acercaban a las playas para capturar jóvenes focas que luego se lanzaban unos a otros a coletazos por el aire, jugando con ellas como si fueran pelotas, dejándolas escapar hasta el límite de la playa antes de capturarlas de nuevo, y seguían así, disfrutando, hasta que, cansadas del juego, las orcas abandonaban la maltrecha presa, descoyuntada, o la devoraban si tenían hambre. Aquello, concluyó, no era algo visto por él en la televisión u oído por ahí. Lo había fotografiado en una playa austral, durante la guerra de las Malvinas. Y aquellas orcas parecían humanas.

    - No sé si comprendo bien. ¿Quiere decir que cuanto más inteligente es el animal, más cruel puede ser?... ¿Qué un chimpancé es más cruel que una serpiente?

    - No sé nada de chimpancés ni de serpientes. Ni siquiera de orcas. Verlas me hizo pensar, eso es todo. Tendrían sus motivos, supongo: lúdicos, de adiestramiento. Pero su exquisita crueldad me recordó la del hombre. Tal vez ellas no tengan conciencia de esa crueldad, y sólo cumplan los códigos de su naturaleza. Quizá el hombre haga lo mismo: ser fiel a la espantosa simetría de su inteligente naturaleza.

    - ¿Simetría?

    - Eso es. Un científico la definiría como las propiedades estables del conjunto, pese a las transformaciones… Dicho de otro modo, que las apariencias engañan. Hay un orden oculto en el desorden, diría yo. Un orden que incluye el desorden. Simetrías y respuestas a simetrías.

    - Ya veo. Quiere decir que el malvado no puede evitar serlo.

    - Digo que somos malvados y no podemos evitarlo. Que son las reglas de este juego. Que nuestra inteligencia superior hace más excelente y tentadora nuestra maldad… El hombre nació predador, como la mayor parte de los animales. Es su impulso irresistible. Volviendo a la ciencia, su propiedad estable. Pero a diferencia del resto de los animales, nuestra inteligencia compleja nos empuja a depredar bienes, lujos, mujeres, hombres, placeres, honores… Ese impulso nos llena de envidia, de frustración y de rencor. Nos hace ser, todavía más, lo que somos.



  3. #3
    gamba. Avatar de marty
    Fecha de ingreso
    04 ene, 09
    Mensajes
    1,443
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    " Every portrait thet is painted with feeling is a portrait of the artist, not the sitter. I will not exhibit this picture because I am afraid that I have shown in it the secret of my own soul" The picture of Dorian Gray,Oscar Wilde.


    Me lo estoy leyendo otra vez por tercera vez y siempre me acabo parando en la misma frase.

    Existo. Es algo tan dulce, tan dulce, tan lento. Y leve; como si se mantuviera solo en el aire. Se mueve. Por todas partes, roces que caen y se desvanecen. Muy suave, muy suave.

  4. #4
    Buh es una chica. Avatar de Buh.
    Fecha de ingreso
    07 feb, 09
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    1,886
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    Dónde el corazón te lleve - Susanna Tamaro:

    • Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve.
    • Y luego cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál escojer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda.

    Verónika decide morir - Paulo Cohelo:

    • Las fantasías son impulsos eléctricos situados en el cerebro y cuando no se cumplen terminan descargando su energia en otras áreas.
    • Mucha gente no se permite amar precisamente por ese motivo; porque hay muchas cosas, mucho futuro y mucho pasado en juego. En tu caso existe únicamente el presente.
    • Y que el resto del mundo reviente y se las arregle por si mismo.

    Como agua para chocolate - Laura Esquivel

    - ¿Me quiere?
    - No lo sé...
    - Tita, respóndame.
    - Le he dicho que no lo sé, déjeme pensarlo...
    - ¿Cómo va a pensarlo? El amor no se piensa, se siente o no se siente.




  5. #5
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    Cita Iniciado por Buh. Ver mensaje


    Como agua para chocolate - Laura Esquivel

    - ¿Me quiere?
    - No lo sé...
    - Tita, respóndame.
    - Le he dicho que no lo sé, déjeme pensarlo...
    - ¿Cómo va a pensarlo? El amor no se piensa, se siente o no se siente.
    Me gusta.


  6. #6
    Baneado temporal
    Fecha de ingreso
    05 mar, 09
    Mensajes
    634
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    "Hemos llegado a querernos de verdad –decía Andrés-, porque no teníamos interés en mentir."
    • Andrés Hurtado, en El árbol de la ciencia (1911).



  7. #7
    overruled by older nick
    Fecha de ingreso
    10 dic, 08
    Ubicación
    Argentina
    Mensajes
    1,228
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    ... Y Los Muros De Este Infierno Serán, Así, Cada Día Más Herméticos ...

    Para qué sufrir?. El suicidio seduce por su facilidad de aniquilación: en un segundo, todo este absurdo universo se derrumba como un gigantesco simulacro, como si la solidez de sus rascacielos, de sus acorazados, de sus tanques, de sus prisiones no fuera más que una fantasmagoría, sin más solidez que los rascacielos, acorazados, tanques y prisiones de una pesadilla. La vida aparece a la luz de este razonamiento como una larga pesadilla, de la que sin embargo uno puede liberarse con la muerte, que sería así, una especie de despertar. Pero despertar a qué? Esa irresolución de arrojarse a la nada absoluta y eterna me ha detenido en todos los proyectos de suicidio. A pesar de todo, el hombre tiene tanto apego a lo que existe, que prefiere finalmente soportar su imperfección y el dolor que causa su fealdad, antes de aniquilar la fantasmagoría con un acto de propia voluntad. Y suele resultar, también, que cuando hemos llegado hasta ese borde de desesperación que precede al suicidio, por haber agotado el inventario de todo lo que es malo y haber llegado al punto en que el mal es insuperable, cualquier elemento bueno, por pequeño que sea, adquiere un desproporcionado valor, termina por hacerse decisivo y nos aferramos a él como nos agarraríamos desesperadamente de cualquier hierba ante el peligro de rodar en un abismo.

    Ernesto Sábato - El Túnel -



  8. #8
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    - ¿Recuerdas que una vez me preguntaste cómo comencé a hacer fotos? Pues esta es la historia de cómo conseguí mi primera cámara. En realidad es la única cámara que he tenido. ¿Me sigues hasta ahora?

    - Como un cordero.

    - Esta es la historia de cómo ocurrió:
    Muy bien. Fue en el verano del 76, cuando empecé a trabajar con Winnie, el año del bicentenario. Un día entró un chaval y empezó a robar cosas de la tienda. Estaba ante la estantería del fondo, metiéndose revistas de chicas desnudas bajo la camiseta. Yo no le había visto porque había mucha gente en el mostrador. Cuando vi lo que estaba haciendo le empecé a gritar. Salió zumbando como un conejo. Sssssssh. Para cuando yo había salido del mostrador, él ya corría perdiendo el culo por la Séptima Avenida. Le perseguí durante media manzana, y luego abandoné. Se le había caído algo por el camino, y como no tenía ganas de seguir corriendo me agaché para ver qué era. Resultó ser su cartera. No había dinero dentro, pero llevaba el permiso de conducir, junto con… tres o cuatro fotos. Podría haber llamado a la poli y denunciarle, sabía su nombre y dirección por el carné. Pero sentí lástima por él, no era más que un pobre desgraciado, y en cuanto vi las fotografías que llevaba en su cartera, me fue imposible sentir ningún enfado hacia él. Roger Goodwin, ese era su nombre. Recuerdo que en una de las fotos estaba junto a su madre, y en otra de ellas aparecía sujetando un trofeo en el colegio. Sonreía como si le hubiese tocado la lotería. No tuve coraje. Un pobre chico de Brooklyn. Y tampoco era tan grave. Al fin y al cabo, a quién le importaban un par de revistas guarras. Así que conservé la cartera. De cuando en cuando sentía la necesidad de devolvérsela, pero entre unas cosas y otras nunca lo hacía. Entonces llegó la Navidad, y yo no tenía nada que hacer. Winnie me había invitado a su casa pero su madre se puso enferma y tuvo que ir a Miami junto con su mujer. Así que aquella mañana yo estaba en casa compadeciéndome de mí mismo. Entonces vi la cartera de Roger Goodwin en una repisa. Me dije: “¿Qué coño? ¿Por qué no hago algo bueno por una vez?”. Me puse la chaqueta y me fui a devolver la cartera. Vivía en Boerum Hill, en uno de esos bloques de casas baratas. Recuerdo que aquel día hacía un frío que pelaba. Me perdí buscando el edificio del chico, todos aquellos bloques parecían iguales, y yo siempre terminaba en el mismo patio creyendo que era otro. Es igual. Al final encontré el edificio que buscaba y el piso que buscaba. Llamé al timbre. Nadie respondió. “No habrá nadie”, pensé. Volví a llamar para asegurarme. Ya estaba a punto de irme, pero esperé un poco más, y oí unos pasos tras la puerta. La voz de una anciana preguntó “¿Quién es?”. Contesté “Busco a Roger Goodwin”. “¿Eres tú Roger?”, dijo ella. Después de luchar con quince cerrojos abrió la puerta. Tendría por lo menos ochenta o a lo mejor noventa años, y lo primero que advertí en ella fue que era ciega. “Roger, sabía que vendrías”, dijo, “sabía que no te olvidarías de tu abuela Ecel en Navidad”. Y entonces abrió los brazos como si fuera a abrazarme. Yo no tenía mucho tiempo para pensar, tenía que decirle algo en seguida, y antes de que pudiera darme cuenta, las palabras salieron de mi boca. “Así es, abuela Ecel”, le dije, “he vuelto para verte por Navidad”. No me preguntes por qué. No sé por qué se lo dije. Simplemente me salió. Aquella anciana me abrazó de repente allí en la puerta. Yo también la abracé. Fue como si los dos decidiéramos jugar a ese juego, sin tener que discutir las reglas. Sabía de sobra que yo no era su nieto, era vieja y chiflada, pero no estaba tan mal como para no distinguir entre un completo extraño y alguien de su propia sangre. Sin embargo fingir la hacia feliz. Yo no tenía nada que hacer, así que acepté encantado el juego. Bien, entré con ella en el piso y pasamos el día juntos. Cada vez que me preguntaba que qué tal me iba yo le mentía, le dije que había encontrado un buen trabajo en un estanco, le dije que iba a casarme… le conté las historias más bonitas que se me ocurrieron, mientras ellas fingía creérselo todo. “Muy bien, Roger”, me decía mientras asintiendo con la cabeza y sonriendo, “Siempre supe que todo te iría bien en la vida.”. Bien, al cabo de un rato me entró hambre. Dado que no había nada de comida en la casa, salí a ver si había una tienda abierta. Y compré un montón de cosas. Compré un pollo asado, sopa de verduras, un poco de ensalada de patatas… un montón de cosas. La abuela Ecel tenía guardadas un par de botellas de vino en su cuarto. Así que entre los dos pudimos organizar una cena de Navidad digna. Nos pusimos un poco chispas con el vino… Y cuando terminamos de comer fuimos a la sala de estar. Los sillones eran más cómodos. Yo tenía ganas de mear, así que me disculpé y fui al cuarto de baño, que estaba abajo. Las cosas entonces tomaron otro rumbo. Ya había hecho bastante el tonto con el numerito de fingirme el nieto, pero lo que hice luego, fue especialmente insensato, y desde entonces no he podido perdonármelo. Entré en el baño, apiladas en una de las pareces junto a la ducha descubrí un montón de cámaras, nuevas, de 35 Mm., estaban sin estrenar. Yo no había hecho una sola fotografía en mi vida. Y mucho menos todavía robado. Pero en cuanto vi aquellas cámaras en el cuarto de baño, decidí que una de esas cámaras sería para mí. Así, sin más. Y sin pensarlo un momento, tomé una de esas cámaras, la escondí bajo el brazo y volví a la sala de estar. No había estado fuera más de tres minutos, pero en aquel rato, la abuela Ecel se había dormido. Demasiado vino, supongo. Me fui a la cocina y lavé los platos. Ella dormía plácidamente, roncando como un bebe. No había por qué molestarla, así que decidí irme. No podía escribirle una carta de despedida puesto que era ciega, así que me marché. Puse la cartera de su nieto sobre la mesa, volví a coger la cámara, y salí del apartamento. Así se acaba el cuento.

    - ¿Alguna vez volviste a verla? ¿No volviste a visitarla?

    - Una vez. Tres o cuatro meses después. Me sentía tan culpable por haber robado la cámara que ni la había usado. Al final resolví devolverla, pero la abuela Ecel ya no estaba allí. En aquel apartamento vivía otra persona y no pudo decirme dónde estaba.

    - Seguramente había muerto.

    - Sí. Seguramente.

    - De ser así pasó su última Navidad contigo.

    - Supongo que sí. Eso nunca lo había pensado.

    - Fue una buena acción. Fue muy bonito lo que hiciste por ella.

    - Mentí y robé a esa mujer. ¿Llamas a eso una buena acción?

    - La hiciste feliz, y la cámara había sido robada, no pertenecía a la persona a la que se la cogiste.

    - Todo por el arte, ¿eh, Paul?

    - No diría tanto, pero al menos has hecho un buen uso de la cámara.










    Del guión de la peli Smoke, escrito por Paul Auster.


  9. #9
    Nuevo usuario Avatar de slesnor
    Fecha de ingreso
    06 mar, 09
    Mensajes
    12
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    "A la edad de quince años me envió mi padre a estudiar a Roma. Llegué con la esperanza de aprender todas las verdades; porque hasta entonces me habían enseñado todo lo contrario, según es uso en este bajo mundo desde la China hasta los Alpes. Monsignor Profondo, a quien iba encomendado, era un hombre singular y uno de los sabios más terribles que en el mundo han sido. Quiso enseñarme las categorías de Aristóteles, y poco faltó para que me incluyese en la categoría de sus queridos: de buena me libre."


    Extraído de "Historia de los viajes de Escarmentado contada por él mismo" por Voltaire.


  10. #10
    Nuevo usuario Avatar de bravio
    Fecha de ingreso
    16 mar, 09
    Mensajes
    9
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    ....Se me ocurrió hablar del vino y del hachis en el mismo artículo, porque
    ambos poseen efectivamente algo en común: el desarrollo poético excesivo del
    hombre. El gusto frenético del hombre por todas las sustancias, sanas o
    peligrosas, que exaltan su personalidad, atestigua su grandeza. Siempre
    aspira a enardecer sus esperanzas y a elevarse hacia el infinito. Pero es
    preciso ver los resultados. He aqui un licor que activa la digestión,
    fortalece los músculos y enriquece la sangre. Incluso tomado en gran
    cantidad, no causa sino desórdenes bastante breves. Y he aqui una sustancia
    que interrumpe las funciones digestivas, debilita los miembros y puede
    ocacionar una embriaguez de veinticuatro horas. El vino exalta la voluntad,
    el hachis la aniquila. El vino contituye un soporte físico, el hachis es un
    arma para el suicidio. El vino hace que el hombre sea bueno y sociable. El
    hachis lo aísla. Uno es laborioso, por decirlo asi, el otro en cambio es
    perezoso. Pues ¿para qué trabajar, laborar, escribir, fabricar lo que sea,
    si es posible apoderarse del paraíso de un solo golpe? En suma, el vino es
    para el pueblo que trabaja y merece beberlo. El hachis pertenece a la clase
    de los goces solitarios: esta hecho para los miserables ociosos. El vino es
    útil, produce resultados fructíferos. El hachís es inútil y peligroso.

    Charles Baudelaire
    "LOS PARAISOS ARTIFICIALES"
    "Acerca del vino y del hachis"



  11. #11
    Nuevo usuario Avatar de slesnor
    Fecha de ingreso
    06 mar, 09
    Mensajes
    12
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    Os transcribo una de las cartas recogidas en "Las cartas de Groucho", del inigualable Groucho Marx, este post también serviría para libros recomendados.

    "A HY GARDNER (N.de Slesnor: columnista del New York Herald Tribune)

    Quisiera poderle escribir esas siete u ochocientas palabras que me ha pedido, pero sólo conozco seiscientas. Luego hay también otras razones.

    En primer lugar, he sufrido una época de frustración con mi aguacate. Lo planté con la firme esperanza de que algún día estaría completamentecargado de frutos. Pues bien, han transcurrido cinco años y en todo este tiempo ni un solo aguacate ha colgado de sus ramas. Con profunda desesperación fui a un vivero y le expliqué la situación al jardinero. Cuando acabé el relato me miró con mayor desprecio todavía que el habitual y me dijo: "Sr. Marx, ¿no sabe usted que los aguacates se aparean y que si se quiere tener frutos debe tener uno macho y otro hembra?". Bueno, Hy, podrían haberme derribado con un melón de agua. Sé que las estrellas de cine tienen que hacer algo así para dar frutos, pero no tenía la menor idea de que el aguacate macho necesitase al aguacate hembra tan imperiosamente como Lana necesita a Lex, Frankie necesita a Ava y Abbott necesita a Costello. Pensándolo mejor, quite a Abbott y Costello. La naturaleza no actúa así.

    Bien, para abreviar más esta breve epopeya, compré la segunda planta y ahora tengo los dos sexos en el traspatio. Han estado juntos poco tiempo y supongo que es demasiado pronto para saberlo, pero hasta ahora debo decir que no he advertido ninguna diferencia. Lo que me intriga es que nunca se miran el uno al otro. Están simplemente ahí, con la mirada perdida, severa y distante, sin mover nunca una hoja, sin hacer crujir nunca siquiera una ramita. Quién sabe, quizá se muestran precavidos cuando estoy por allí. Alguna noche cuando la luna esté llena y el abajo firmante también, me deslizaré hasta allí, me plantaré entre los arbustos y permaneceré allí hasta descubrir definitivamente si alguna vez voy a tener aguacates.

    Saludos, Groucho".



    Última edición por slesnor; 20/03/2009 a las 14:30

  12. #12
    Nuevo usuario Avatar de bravio
    Fecha de ingreso
    16 mar, 09
    Mensajes
    9
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    [...] "Trabajé de detective privado, de fumigador de insectos, de camarero. Trabajé en fábricas y oficinas. Coqueteé con la delincuencia. Pero mis ciento cincuenta dólares mensuales siempre llegaban puntualmente. No tenía necesidad de dinero. Me parecía una extravagancia romántica poner en juego mi libertad mediante actos delictivos que eran meramente simbólicos. Fue entonces y en esas circunstancias cuando entré en contacto con la droga y me convertí en adicto; fue entonces cuando delinquí de modo consciente, al tener auténtica necesidad de dinero, algo que nunca me había ocurrido antes.

    Ésta es la pregunta que se plantea con más frecuencia: ¿qué hace que alguien se convierta en drogadicto?

    La respuesta es que, normalmente, nadie se propone convertirse en drogadicto. Nadie se despierta una mañana y decide serlo. Por lo menos es necesario pincharse dos veces al día durante tres meses para adquirir el hábito. Y no se experimenta realmente lo que es el síndrome de abstinencia hasta después de varios períodos de adicción separados por épocas de abstinencia. Tardé casi seis meses en adquirí mi primer hábito y, a pesar de ello, cuando lo dejé los síntomas del síndrome de abstinencia fueron leves. No creo exagerado afirmar que para convertirse en adicto se necesita cerca de un año y varios cientos de pinchazos.

    Naturalmente, hay quien hace otras preguntas: ¿por qué empieza alguien a usar estupefacientes? ¿Por qué sigue usándolos hasta convertirse en adicto? Uno se hace adicto a los narcóticos porque carece de motivaciones fuertes que lo lleven en cualquier otra dirección. La droga llena un vacío. Yo empecé por pura curiosidad. Luego empecé a pincharme cada vez que me apetecía. Terminé colgado. La mayor parte de los adictos con los que he hablado tuvieron una experiencia semejante. No empezaron a consumir drogas por ninguna razón en concreto. Quien nunca haya sido adicto, no puede hacerse la idea de lo que significa necesitar droga con la tremenda intensidad de quien está enganchado. Nadie decide convertirse en yonqui. Una mañana se levanta sintiéndose muy mal y se da cuenta de que lo es.

    Jamás he lamentado mi experiencia con las drogas. Creo que gracias a haberlas usado de modo intermitente en la actualidad mi salud es mejor de lo que sería si nunca las hubiera probado. Cuando uno deja de crecer, empieza a morir. Un adicto nunca deja de crecer. Muchos adictos se abstienen de las drogas periódicamente, lo que implica que el organismo expulsa las sustancias nocivas al contraerse, y las células que dependen de la droga son reemplazadas. Una persona que consume drogas está en estado continuo de contracción y crecimiento en su ciclo diario de necesitar pincharse para poder sentir la satisfacción de haberse pinchado.

    Muchos adictos parecen más jóvenes de lo que son. Recientemente, se han realizado experimentos científicos con un gusano al que obligaban a contraerse suprimiéndole la alimentación. Al contraerse periódicamente, el gusano estaba en crecimiento continuo, de modo que se vida era prolongada indefinidamente. Si un yonqui pudiera mantenerse de modo permanente en el estado en que se siente cada vez que deja la droga, quizá podría vivir hasta una edad increíblemente longeva.

    La droga es una ecuación celular que enseña a quien la usa hechos de validez general. Yo he aprendido muchísimo gracias a su uso: he visto medir la vida por las gotas de solución de morfina que hay en un cuentagotas. He experimentado la angustiosa privación que provoca el síndrome de abstinencia, y el placer del alivio cuando las células sedientas de droga beben de la aguja. Quizá todo el placer sea alivio. He aprendido el estoicismo celular que la droga enseña al que la usa. He visto una celda llena de yonquis enfermos, silenciosos e inmóviles, en aislada miseria. Sabían que era inútil quejarse o moverse. Sabían que, en el fondo, nadie puede ayudar a nadie. Nadie tiene una clave o un secreto que pueda comunicar a los demás.

    He aprendido la ecuación de la droga. La droga no es, como el alcohol o la hierba, un medio para incrementar el disfrute de la vida. La droga no proporciona alegría ni bienestar. Es una manera de vivir."

    William S. Burroughs, Yonqui (Prefacio). 1953


  13. #13
    Dont look back in anger Avatar de Lara
    Fecha de ingreso
    22 ene, 09
    Ubicación
    where the streets have no name
    Edad
    30
    Mensajes
    2,145
    Mencionado
    1 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    ...Por las noches veo a menudo a esa pobre gente inocente desfilando en la oscuridad,con niños que lloran, siempre en marcha,cumpliendo las órdenes de esos individuos,golpeados y maltratados hasta casi no poder más.No respetan a nadie:ancianos,niños,bebés,mujeres embarazadas,enfermos,todos sin excepción marchan camino de la muerte.
    Qué bien estamos aquí,qué bien y qué tranquilitos.No necesitaríamos tomarnos tan a pecho toda esa miseria,si no fuera que tememos por lo que les está pasando a todos los que tanto queremos y a quienes ya no podemos ayudar.Me siento mal,porque mientras yo duermo en una cama bien abrigada,mis amigas más queridas quién sabe dónde estarán tiradas.
    Me da mucho miedo pensar en todas las personas con quienes me he sentido siempre tan íntimamente ligada y que ahora están en manos de los más crueles verdugos que hayan existido jamás.
    Y todo por ser judíos.



    El Diario De Ana Frank.


  14. #14
    Retortijón
    Invitado

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    <<¿Y esa mujer quién es? Sí, ésa, la de la segunda fila, la que lleva gafas...>>
    <<¡Ah!, no es nadie.>> Dirá el joven esposo. <<ES sólo mi tía pobre.>>
    No tienen nombre. Es sólo la tía pobre. Únicamente eso.

    Claro que el nombre, un día u otro, desaparece. Esto lo puedo jurar.
    Sin embargo, la desaparición puede producirse de diversas formas.
    En primer lugar, está aquella en la cual tu nombre desaparece al morir.
    Ésta es muy simple. <<El río se ha secado y todos los peces han muerto>>, o <<El bosque ha sido pasto de las llamas y todos los pájaros han muerto abrasados>>... Y nosotros lamentamos sus muertes. A continuación, está aquella en la cual, un buen día, tú haces ¡puf! y te apagas de repente, pero, tal como sucede con un televisor viejo, incluso después de morir queda una luz blanca temblando en la pantalla. Tampoco ésa está mal. Se parece un poco a las pisadas de los elefantes de la India que se han extraviado, pero seguro que no está nada mal. Y, en último lugar, está aquella en la que el nombre se pierde antes de morir. Es decir, las tías pobres.

    [...]

    O tal vez fuera un pequeño castigo pensado exclusivamente para mí. Yo llevaba pegada a mis espaldas una pequeña tía pobre.
    La primera vez que fui consciente de ello ocurrió a mediados de agosto. No fue por nada especial. Simplemente, lo advertí de pronto: ¡Oh! En las espaldas llevo una tía pobre.

    La sensación no era nada desagradable. El peso era discreto, no me lanzaba aliento apestoso detrás de las orejas. Se limitaba a estar firmemente adherida a mi espalda como una sombra pasado por lejía.

    (Continuará que me tengo que ir)

    La tía pobre (Haruki Murakami)


  15. #15
    Cerrada por vacaciones Avatar de kurai
    Fecha de ingreso
    01 ene, 09
    Ubicación
    Ciudadana del mundo
    Mensajes
    4,056
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    ¿Qué es la vida? Un frenesí.
    ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción;
    y el mayor bien es pequeño;
    que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son.

    Calderón de la Barca, La vida es sueño


    ¿Quién inventó las banderas?

  16. #16
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compacdis cs y abrelatas eléctricos. Elige la salud: colestero l bajo y seguros dentales, elige pagar hipotecas a intéres fijo, elige un piso piloto, elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige el bricolage y pregúntate quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el puto sofa a ver teleconcu rsos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoistas y hechos polvo que has engendrad o para reeemplaz arte. Elige tu futuro. Elige la vida.

    Pero, ¿por qué iba a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida.

    Yo elegí otra cosa, y las razones… No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?


    Transpotting - Irvine Welsh


  17. #17
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    [...]
    Huir el rostro al claro desengaño,
    beber veneno por licor suave,
    olvidar el provecho, amar el daño;

    creer que un cielo en un infierno cabe,
    dar la vida y el alma a un desengaño:
    esto es amor: quien lo probó lo sabe.

    Definición de amor (Lope de Vega)


  18. #18
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    "No habría conocido tantas cosas, pero no las habría echado de menos, puesto que no se puede añorar lo que no se ha conocido, y no habría perdido la cabeza como la estaba perdiendo ."

    Lucía Etxebarria. De todo lo visible y lo invisible.


  19. #19
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    A veces se quedaba en silencio, y yo me preguntab a que pasaba por su mente. Muchas tardes, antes del lonche, salimos a dar un paseo por su barrio. Rebeca era capaz de maravilla rse mirando la enredader a de una fachada o de acercarse a sentir el aroma de unos jazmines al atardecer . Un día me describió todos los colores azules, morados, grises en el cuello de una paloma que se había parado en un árbol. Si miras cualquier cosa durante mucho rato, te vas a dar cuenta de que es un milagro, me dijo, no sé dónde leí eso. En otra ocasión, caminando por la calle, pateamos una piedra durante varias cuadras. Cuando llegamos a su casa, tomó la piedra y se la guardó en el bolsillo. Un recuerdo de este día, me explicó.

    Alonso Cueto - El Susurro de la Mujer Ballena.



  20. #20
    Baneado
    Fecha de ingreso
    02 ene, 09
    Ubicación
    Neverland
    Mensajes
    16,654
    Mencionado
    0 mensaje(s)

    Predeterminado Respuesta: Fragmentos de libros

    La envidia es la religión de los mediocres . Los reconfort a, responde a las inquietud es que los roen por dentro y, en último término, les pudre el alma y les permite justifica r su mezquinda d y su codicia hasta creer que son virtudes y que las puertas del cielo sólo se abrirán para los infelices como ellos, que pasan por la vida sin dejar más huella que sus traperos intentos de hacer de menos a los demás y de excluir, y a ser posible destruir, a quienes, por el mero hecho de existir y de ser quienes son, ponen en evidencia su pobreza de espíritu, mente y redaños. Bienavent urado aquel al que ladran los cretinos, porque su alma nunca les pertenece rá.



    El juego del ángel, Carlos Ruiz Zafón.


Página 1 de 13 123 ... ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Fragmentos Literarios
    Por -Kim. en el foro Literatura
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 29/04/2011, 00:03
  2. Fragmentos poeticos
    Por Harper en el foro Literatura
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 17/09/2009, 23:55
  3. Fragmentos de Libros
    Por Gigi en el foro Literatura
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 26/04/2009, 10:41
  4. Fragmentos Literarios.
    Por El Iconoclasta en el foro Literatura
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 07/04/2009, 16:36
  5. libros de papel o libros electronicos
    Por lizard en el foro Literatura
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 21/12/2008, 21:19

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Sobre Forojovenes
Forojovenes es una comunidad donde personas como tú comparten intereses y se conocen, en un ambiente distendido y relajado. Si esta es tu primera visita, puedes registrarte gratis. Cuando estés registrado podrás tener un perfil personal, responder mensajes, subir fotos y hacer amigos. Si ya estás registrado, inicia sesión con tu nombre de usuario.
Síguenos en