Resultados 1 al 2 de 2

Las 6 Versiones de Videojuegos para la Vida Real más Locas

  1. #1
    HUNTER Avatar de Karakorum
    Fecha de ingreso
    24 dic, 08
    Ubicación
    En mis antiguos territorios
    Mensajes
    4,161
    Mencionado
    4 mensaje(s)

    Exclamation Las 6 Versiones de Videojuegos para la Vida Real más Locas


    #6: Super Street Fire.

    Sería bastante fácil hacer una versión de la vida real de Street Fighter si todo lo que estás buscando es 2 tipos vestidos como Honda y Chun-Li haciendo piruetas y golpeándose entre sí. ¿Pero que si querías imitar el espectáculo de prenderle fuego a un tipo con una bola de fuego lanzada desde tu puño? Tú sabes, como esto:



    Para eso, la organización artística basada en Toronto Site 3 creó Super Street Fire, en el que puedes pararte en medio de una recreación de la etapa de Ryu de Street Fighter II rodeado por una serie de tanques de propano que emiten grandes estallidos de fuego a tu voluntad. Gritar "¡HADOUKEN!" en este punto es recomendado, pero no obligatorio.

    Y no, ese tipo en la primera foto allá arriba no murió quemado. Es sólo una ilusión: los rieles que crean lo que parece ser una bola de fuego disparada están posicionados con seguridad entre los jugadores y la audiencia, así que desde la perspectiva de los últimos, la "escena" entera parece estar prendida en llamas, como esos arcades pirateados de Street Fighter II donde puedes llenar la pantalla entera con Hadoukens. Si tienes problemas imaginándolo, aquí está un diagrama del campo de juego:



    ¿Y cómo los jugadores controlan las llamas? ¿Pirokinesis? Nada tan mundano: esto es logrado al usar guantes especiales con tecnología sensora de movimiento incorporada y unos auriculares que registran la actividad cerebral, así que pueden hacer que las llamas aparezcan al realizar ciertos gestos de mano o sólo pensar muy fuerte sobre esto.



    Una vez que has realizado un movimiento especial y activado los tanques escupidores de fuego, tu oponente tiene que reaccionar rápidamente y lanzar otro movimiento para detener al fuego de alcanzar su lado de la arena, o sufrir las consecuencias. Pero aparte de conseguirte un nuevo bronceado, los jugadores aquí no sufren ningún daño real. A diferencia de…

    #5: Tekken Torture Tournament.

    Los juegos de peleas como Tekken son todo sobre asestar tanto daño como puedas a tu oponente, lo que usualmente se medía a través de una barra de vida en la pantalla y la cantidad de veces que el jugador que está perdiendo grita obscenidades. Una organización llamada C-Level inventó un modo más simple y efectivo de ayudarte a seguirle la pista al daño infligido: cada vez que tu personaje es golpeado, sientes dolor real.

    El juego se llama Tekken Torture Tournament, y se juega al literalmente conectar a los participantes a la consola de PlayStation para que así reciban dolorosos choques eléctricos cuando sea que el personaje recibe daño. Cuando aún estaba en funcionamiento, las únicas cosas que los participantes tenían que hacer para entrar en el torneo eran ir a un sótano en el Barrio Chino de Los Ángeles, firmar una renuncia aceptando el riesgo de muerte y después atar este dispositivo a sus brazos:



    Aparentemente, el choque eléctrico recibido por los jugadores es "lo bastante fuerte para hacer que tu brazo suelte el control, así que literalmente pierdes la habilidad para contraatacar cuando eres herido en el juego". Si pensaste que ser arrinconado en un combo interminable en el juego era bastante malo, imagina trata de contraatacar cuando literalmente ya no puedes sostener más el control. En ese punto probablemente ni siquiera puedes empujar a tu oponente y reiniciar la consola, ya que estás demasiado ocupado babeando en el piso.

    El modo en que funciona es que los creadores inventaron un programa que monitorea el estado de tu indicador de vida en la pantalla, así que cada vez que se reduce, recibes un choque, lo que también significa que entre más daño sufras, más fuerte será el choque. Aunque son dolorosos, los choques no están infligiendo ningún daño serio a tu cuerpo: simplemente te harán perder el control de tu brazo (y probablemente ciertas otras funciones corporales).

    #4: Escapa de un hospital abandonado, al estilo Resident Evil.

    Ha habido numerosos intentos oficiales de replicar la experiencia de los juegos de Resident Evil en la vida real, la mayoría de ellos inexplicablemente relacionados con la comida, como un restaurante con tema de zombis o una carnicería que sirve carne real diseñada para lucir como partes corporales humanas. Así que tienen la parte del "gore" bastante bien cubierta, pero para una recreación del aspecto de "survival horror" de la serie tienes que ir a Japón, donde puedes pagar el equivalente de 40 dólares por el privilegio de ser encerrado en un hospital abandonado, del que después tienes que escapar. O intentarlo, de cualquier modo.



    El evento fue creado por una compañía llamada Scrap, que se especializa en "juegos reales de escape", en colaboración con los creadores de Resident Evil en Capcom. El edificio en el que alegremente te atraparás ha sido "diseñado para lucir como el mundo de Resident Evil", pero estamos suponiendo que no se necesitó un montón de trabajo para hacerlo lucir espeluznante, ya que es un hospital abandonado real en Tokio donde pacientes reales fueron tratados y presumiblemente murieron (a menos que aun estén vagando por los pasillos como criaturas no muertas).

    En el juego, tú y tus amigos interpretan a investigadores de la ONU que están atrapados en un hospital e infectados con un virus que los está convirtiendo en zombis: los jugadores deben recolectar pistas y artículos para encontrar una vacuna y escapar del hospital antes que el tiempo se acabe. Básicamente, tienes que completar versiones del mundo real de esos tediosos rompecabezas del videojuego, excepto que no puedes sólo ir online y buscar una guía si te quedas pegado.

    Y aunque no hay monstruos gigantes persiguiéndote como en el videojuego, ten en mente que el tipo de personas que estos juegos tienden a atraer probablemente trae su propio maquillaje y disfraces de zombis.

    De acuerdo al sitio web oficial del juego, la tasa de éxito para estos juegos siempre es menos del 20% de los jugadores involucrados… y señalan (de acuerdo a Google Translate), "no es un simple misterio estilo jardín de infantes". Estamos suponiendo que la gente que no descubre como escapar es dejada allí y después usada como parte del escenario.

    #3: Human Pac-Man.

    Algunos años atrás, el gobierno de Singapur demostró que sus prioridades definitivamente estaban en el lugar correcto cuando patrocinaron un proyecto científico que permite a la gente experimentar como luciría ser Pac-Man. Astutamente llamado Human Pac-Man, es jugado en el mundo real usando tecnología de realidad virtual que te permite caminar por las calles viendo puntos blancos flotantes y comestibles.



    Básicamente, al ponerte un par de gafas de realidad virtual, la ciudad entera se convierte en una enorme versión de un laberinto de Pac-Man lleno con puntos que tienes que comer, artículos especiales que tienes que encontrar y, claro, fantasmas de los que tienes que alejarte. Los fantasmas en realidad son otros jugadores usando gafas que pueden "comerte" al acercarse a hurtadillas y tocarte en el hombro. Mientras tanto, cualquier espectador confundido que vea a los jugadores persiguiéndose entre sí y actuando extrañamente probablemente asumirá que son cyborgs del futuro.



    ¿Y como se supone que los jugadores se encuentren los unos a los otros en una ciudad entera? ¿Qué detiene a Pac-Man de sólo ir a un bar y quedarse allí por la duración del juego? Aquí es donde Internet entra. Cada jugador está equipado con un dispositivo de GPS que transmite su localización a "Ayudantes" participando online: los Ayudantes pueden rastrear a los jugadores a donde sea que vayan y comunicarse con ellos a través de mensajes de texto (por ejemplo, dejar a los fantasmas saber a dónde se dirige Pac-Man o ayudar a Pac-Man a evitar a los fantasmas, dependiendo en que bando estés o cuan maldito seas).

    También, como en la versión clásica, el jugador controlando a Pac-Man puede encontrar la píldora de poder que le permite voltearle las cosas a los fantasmas y comerlos. Para los jugadores en el nivel de la calle, toda la cosa puede lucir como una persecución masiva, pero en el Internet, es presentado en la forma de un lindo videojuego en 3-D, como se ve aquí:



    El ejército de Singapur se interesó en el proyecto porque la tecnología podía ser usada para dar información de posición en tiempo real a soldados en el campo de batalla, además de ayudarles a prepararse en el caso de un ataque de poltergeist.

    #2: Un gabinete de OutRun que puedes conducir por la calle.

    26 años atrás, Sega introdujo OutRun, un juego de carreras donde podías sentarte dentro de un gabinete de arcade que recordaba a un auto real y agarrar un volante. La idea fue extensamente imitada por juegos de arcade en todas partes, pero ahora finalmente es tiempo del siguiente paso lógico: un juego de carreras que realmente puedas conducir por la calle.



    Esta es la obra de Garnet Hertz, un tipo que también reanima ranas con electricidad. Usando componentes de un carro de golf eléctrico y combinándolos con un gabinete de arcade real, Hertz creó una versión de OutRun que puede ser conducida en calles reales, en frente de peatones reales (posiblemente aterrorizados). La parte más loca, no obstante, es que en lugar de mirar la calle, el jugador/conductor en realidad está viendo una simulación pixelada de la realidad, creada en tiempo real.

    El vehículo tiene una cámara en el frente que captura el ambiente, y después software creado especialmente simula la calle en frente de ti en una imaginería de 8 bits. El software puede decir hasta cuán rápido vas y ajustar la velocidad del vehículo en el juego como corresponde. Y cuando giras tu auto en el juego, estás girando en la vida real, y cuando pasas sobre un artículo en mitad de la calle, ese es probablemente la abuela de alguien.

    Por el lado bueno, siempre luce que estás conduciendo por nada excepto playas escénicas y árboles de palmeras, aun si estás atravesando el centro de Newark, Nueva Jersey, y siempre hay una rubia caliente a tu lado. Aquí hay una demostración en video:



    No obstante, Hertz no está proponiendo que conduzcas una máquina de OutRun al trabajo, y reconoce que usar su experimento "en el mundo real probablemente sería difícil o peligroso": de acuerdo a él, el juego en realidad es un comentario sobre cuanto dependemos de tecnología como la navegación GPS para llevarnos alrededor, aunque la información en la pantalla no siempre encaja con la realidad. En el futuro, la conducción asistida por computadora va a ser casi indistinguible de un videojuego de carreras, así que suponemos que la lección aquí es comenzar a acumular cáscaras de banana y caparazones azules.

    #1: Dance Dance Immolation.

    Te acabamos de contar sobre una versión de Street Fighter donde puedes pretender prenderle fuego a la gente, pero de algún modo esto no es lo bastante irresponsable o extremo para algunos fanáticos del arcade. Para un juego donde los jugadores literalmente se prendan fuego, tienes que mirar a algo más hardcore… como Dance Dance Revolution. Tú sabes, ese juego musical que juegas al saltar en flechas coloreadas con música barata.

    En Dance Dance Immolation, una versión especial creada por un grupo llamado Interpretative Arson, 2 concursantes juegan a DDR con unas pocas pequeñas diferencias: primero, tienes que usar estos tontos trajes que te hacen lucir como un extra de una película post-apocalíptica:



    …y la segunda diferencia es que si tú das un mal paso, te disparan en la cara con un lanzallamas.

    En serio.



    Y estos trajes de película de bajo presupuesto de hecho son la única cosa que evitar a los jugadores arder hasta la muerte, ya que en realidad son trajes de proximidad aluminizados idénticos a aquellos usados para proteger a los bomberos de temperaturas extremas tales como las de incendios aeronáuticos. Los concursantes también deben usar respiradores de aire forzado bajo una máscara a prueba de fuego a través de la cual son alimentados con oxígeno a través de un tubo que actúa como algún tipo de cordón umbilical robótico. Pero una vez que te pones todo ese equipo voluminoso, ¡es hora de la fiesta!



    Mientras juegas, la única parte de tu cuerpo que no está protegida son tus pies (sólo usas zapatos normales), ya que, como cualquier dedicado jugador de DDR te dirá, ser capaz de bailar libremente es mucho más importante que no recibir quemaduras de tercer grado.

    Fuente:

    6 Insane Real-Life Versions of Video Games | Cracked.com


  2. #2
    HUNTER Avatar de Karakorum
    Fecha de ingreso
    24 dic, 08
    Ubicación
    En mis antiguos territorios
    Mensajes
    4,161
    Mencionado
    4 mensaje(s)

    Predeterminado Re: Las 6 Versiones de Videojuegos para la Vida Real más Locas

    #5: La versión en vivo de Pac-Man del Japón.

    Uno de los primeros juegos en prosperar en los reinos del arcade y las consolas del mundo de los videojuegos, Pac-Man o es una simple diversión adictiva o una aterradora alegoría de la lucha del hombre por navegar a través del laberinto de la existencia, siempre perseguido por los fantasmas de su pasado.

    Porque Japón es la base de los videojuegos y los sueños febriles de la cultura pop, un show de televisión japonés intentó recrear un juego de Pac-Man en la vida real, usando actores vestidos como Pac y sus coloridos adversarios fantasmas. Es como si una compañía de teatro experimental que hasta Portland pensó que era demasiado rara quedara atrapada dentro de una máquina de arcade.


    En el juego, cuando los fantasmas acorralan a Pac-Man, es el fin para él, sin importar cuanta Vitamina C teórica haya logrado consumir hasta ese punto. Por alguna razón, los productores de este show decidieron que el mejor modo de representar este elemento del juego en la realidad sería al hacer a los fantasmas sacar bates de beisbol y sacarle la mierda a Pac-Man, como si fuesen Joe Pesci y Pac-Man fuese todos los demás en una película de Joe Pesci.

    Desafortunadamente, el video de YouTube no referencia de que show es esto, así que si hay o no una continuación en la que la Sra. Pac-Man llora sobre el cadáver ensangrentado de Pac-Man, esa respuesta nos elude frustrantemente.

    #4: Un juego gigante de Angry Birds.

    Tan decepcionante como será cuando la película de Angry Birds resulte no ser una secuela de Hitchcock hace mucho tiempo perdida, tenemos algunas buenas noticias para consolarnos hasta su estreno. Como Kevin McCallister sin ladrones para torturar brutalmente, Sam Beards usó su ingenio técnico para traer a la vida al tercer juego de iPhone basado en aves más amado.

    En el juego, disparas los pájaros enojados titulares desde una resortera hacia refugios precipitadamente construidos albergando cerdos verdes, siguiendo una vaga trama sobre rescatar huevos. Es básicamente lo que George Orwell habría inventado en lugar de Rebelión en la Granja si se hubiese metido media docena de Red Bulls y hubiese tenido un IQ que sólo pudiese ser representado en fracciones.

    Sam usa calabazas en lugar de pájaros, porque a) PETA, probablemente y b) las calabazas tienden a explotar mejor que las aves. Beards apoyó los cerdos calabazas en fardo de heno y tablones de madera y disparó las calabazas pájaros enojados a través del campo desde una gigante resor… mierda, ¡¿eso es un cañón?!



    Toda la cosa se siente como una historia de origen alocada para un reinicio alocado de ciencia ficción de Sleepy Hollow.

    La moraleja de esta historia es que si simplemente les permitiéramos a los niños del mundo operar locos pedazos gigantes de maquinaria, podrías ahorrar esos dulces 1.99 dólares que habrías desperdiciado en la Apple Store.

    #3: Un Donkey Kong de la vida real.

    El debut de Mario fue en el clásico juego Donkey Kong (que precipitadamente cambió a Bluto por un simio gigante y un plomero por Popeye). Claramente, si un escenario a lo King Kong alguna vez sucede, un diminuto italiano que desatasca retretes para ganarse la vida sería la elección #1 de todos para encargarse del negocio. En un especial de TV llamado Blastazoid, presentando varios estudiantes de la prestigiosa universidad Jackass, recrearon el juego con un nivel real de 5 pisos (y gráficos de algún modo peores).

    Un tipo vestido como Mario escala la estructura, saltando sobre barriles mientras son arrojados hacia él. Al principio, parece hacerlo bastante bien…

    Y después, no tanto…


    Aparentemente, en la vida real hay muchos más tropezones y caerse de cara que en el juego, lo que en realidad te hace preguntarte si Mario tendría un lisiante daño cerebral si fuese real. También te hace preguntarte porque DK no simplemente rompe el cuello de Mario con un barril tan pronto como llega a la cima.

    #2: Patient Zero.

    El término “first-person shooter” cubre mucho espacio, desde acribillar monstruos en Doom hasta asesinar brutalmente patos inocentes mientras un perro sonriente revela el baño de sangre aviar. Una compañía australiana replicó en vivo la experiencia del FPS con un juego ResidentEvilesco llamado Patient Zero. En este “IRL Shooter”, puedes experimentar como es realmente estar en un tiroteo con zombis. La única diferencia es que es un montón de patanes en un ejercicio de construcción de equipo de oficina ayudándote a disparar cartuchos de fogueo a actores improvisadores no muertos.



    Los jugadores atraviesan una serie de cuartos, que lucen convincentemente espeluznantes.

    Basados en el nivel escogido de trastorno mental de uno, a los jugadores se les ofrece la opción de usar un “cinturón de dolor”, que es menos algo que pertenece a un FPS y más algo que pertenece a una clase de entrenamiento para Rottweilers que se han comido demasiados humanos. Este accesorio masoquista inflige dolor real cuando eres atacado por un, ugh, “zombi”.



    Supuestamente, esa diminuta caja negra, que luce como el control remoto que vino con la TV de tus padres en 1986, puede de algún modo replicar la sensación de que te arranquen tu piel y tus entrañas en pedazos y te devoren los muertos vivos. También podríamos cerrar la Bahía de Guantánamo ahora que hemos conseguido esta maravilla de la tecnología.

    #1: Un Paperboy de la vida real.

    La Nintendo de las décadas de 1980 y 1990 era como un bebé que acababa de descubrir que podía hacer a los adultos elogiarlo exuberantemente sólo por usar un retrete correctamente. Aun eran nuevos en todo este emprendimiento y procedieron a cagar una mierda aburrida sin ninguna otra razón que para ver cuánto amor podían conseguir. La respuesta resultó ser “probablemente demasiado”, como evidencia el éxito de los arcades de 1985 Paperboy.

    En el juego, eres un repartidor de periódicos que tuvo mala suerte en serio a la hora de escoger rutas. El pobre bastardo combate fantasmas, esculturas demoniacas que respiran fuego, breakdancers, autos a control remoto y hasta a la parca. Incluso la Muerte misma necesita mantenerse al día con los eventos actuales.

    Un grupo llamado Mega64, que se especializa en traer videojuegos a la vida, usualmente para hacer bromas a la gente, decidió ver como un repartidor de periódicos real reaccionaría a tal adversidad. La respuesta era, como pudimos haber esperado, nada bien.


    Claro, esto siendo la vida real, los periódicos estaban siendo entregados en la negrura infernal de la madrugada. Los repartidores de periódicos en bicicletas han sido reemplazados por los carteros representados por sindicatos en un camión que todavía no han sentido los efectos de sus cafés matutinos para ese punto de la mañana.

    La pandilla de enemigos del repartidor de periódicos comienza a abarrotar la calle, bloqueando el camino del camión y convirtiendo el juego real en ver cuánto podía suprimir las ganas de atropellar a estos payasos.

    Manteniéndose fieles al juego, hasta había un ridículo breakdancer.

    En lugar de comenzar a arrojar periódicos a sus enemigos, como un repartidor de periódicos debería hacer, este pobre hombre tuvo que conducir laboriosa y lúgubremente a través de la locura de un montón de chicos que piensan que disfrazarse y hacer videos de YouTube en la oscuridad constituye un duro día de trabajo.

    Fuente:

    5 Hilariously Insane Attempts To Bring Video Games To Life | Cracked.com



Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. ¿Esto de verdad se da en la vida real?
    Por charlotte94 en el foro Ayuda y consejos
    Respuestas: 12
    Último mensaje: 02/08/2013, 13:52
  2. Far Cry 3 En La Vida Real | Sub Español
    Por nicknot en el foro Videojuegos
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 01/04/2013, 10:44
  3. Superhéroes de la vida real
    Por Karakorum en el foro Etcétera
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 05/09/2012, 07:41
  4. Aparecen por sorpresa pop up's en la vida real
    Por pepe123 en el foro Humor
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 07/10/2009, 21:25
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 09/05/2009, 21:58

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Sobre Forojovenes
Forojovenes es una comunidad donde personas como tú comparten intereses y se conocen, en un ambiente distendido y relajado. Si esta es tu primera visita, puedes registrarte gratis. Cuando estés registrado podrás tener un perfil personal, responder mensajes, subir fotos y hacer amigos. Si ya estás registrado, inicia sesión con tu nombre de usuario.
Síguenos en