Escándalo de los EREs: 400 personas trabajaban en la mina Riotinto cuando ya estaba cerrada


La Junta avaló todo tipo de trampas para lograr llevar a cabo los EREs fraudulentos.

libertad digital
La mina subterránea de las Minas de Riotinto, en el foco de atención por los ERES fraudulentos, tiene muchas más trampas de las que se estimaba. Como ya informó Libertad Digital, allí se certificó que todo el personal afectado –unos 400 trabajadores- había trabajado en la mina el tiempo necesario para alcanzar el coeficiente exigido y se certificó que numeroso personal había estado asignado a los puestos más insalubres, aquellos que aportan más beneficios a la hora de calcular las asignaciones económicas.

Ahora, se descubre que la Junta presidida por Chaves también avaló que en la galería subterránea, durante los años 90 trabajaban hasta 400 personas... cuando se había cerrado en 1987. Ni siquiera en sus mejores tiempos la mina podría haber tenido tantos trabajadores simultáneos: en su época de mayor esplendor, no subía de los cien empleados, y divividos por turnos, según explica ABC.

Este fraude se logró, entre otras ilegalidades, avalando que las limpiadoras y oficinistas de Riotinto prestaban servicio en la galería subterránea. Así, el nivel de insalubridad al que estarían falsamente expuestas, les ayudaría a consolidar un coeficiente reductor que les permitiera prejubilarse con 52 años.

Las tretas posibilitaron que, por ejemplo, hubiera trabajadores que se jubilaron cuando tenían sólo 42 años de edad, y trabajaban de administrativos, además de estar en el comité de empresa. Es el caso, por ejemplo, de un joven que figuraba, en su vida laboral, como ayudante de barrenista de 1980 a 1991 y conductor de labores mineras de 1991 a 2002, a pesar de que era imposible usar camiones para una mina cerrada a cal y canto.

Fuente: Escándalo de los EREs: 400 personas trabajaban en la mina Riotinto cuando ya estaba cerrada - Libertad Digital