Las frambuesas son ideales para tu dieta. Si estás pensando en comenzar un régimen alimenticio o reforzar el que ya estás haciendo, súmale esta deliciosa fruta que combina lo ácido y dulce, con un bajo aporte calórico. Además, es un potente depurativo del organismo que ayuda a eliminar toxinas y evita la acumulación de líquidos.

descubre-el-poder-de-las-frambuesas-en-tu-dieta-jpg.192

Se produce solo en época estacionaria, a finales del invierno, un momento idóneo en el que podemos degustarla sin remordimientos para satisfacer el gusto por esta fruta que ha sido calificada como “el caramelo de la naturaleza”.

El tono de color rojo intenso y brillante, por los flavonoides que poseen antioxidante, resulta llamativo a la vista, con notas ácidas que la convierten en una mezcla fascinante para muchos.

Propiedades
Presenta un alto contenido en fibras y antioxidante que ayuda a eliminar las lipoproteínas, que representa un transportador masivo de grasas en el cuerpo. Sus propiedades antiinflamatorias alivian cualquier irregularidad de esta naturaleza que afecte el organismo. Y al referirnos a sus vitaminas, está enriquecida de las A, B y C, necesarias para crear una barrera del sistema inmunológico, que protege al organismo de enfermedades virales. Contiene ácido fólico, potasio y magnesio que actúan en el sistema óseo para su desarrollo y mantenimiento.

Baja en grasas y favorable para regular los niveles de colesterol en sangre, por sus propiedades de ácido ascórbico, pectina y lecitina la convierten en un perfecto regulador del colesterol y favorable para la circulación sanguínea, que evitan enfermedades del sistema circulatorio, del corazón, además de beneficiar el buen funcionamiento de las afecciones coronarias, insuficiencia renal e hipertensión arterial.

La multiplicidad de sus propiedades permite reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares, e incluso, se le ha atribuido beneficios anticancerígenos y anti anémicos.

Porciones calóricas
Para convertir a las frambuesas en una fruta aliada en tu dieta, es necesario conocer características esenciales para un consumo adecuado. El momento idóneo para consumirlas es en las horas de la mañana. La recomendación de los especialistas es que en 110gr de frambuesas está contenida una merienda necesaria, ya que representan 34 calorías.

Hay quienes se atreven a asegurar que una porción de ellas es más favorable que una taza de café. Si las comparamos con otros alimentos como el plátano, la misma cantidad (100 gr.) tienen 85 calorías.

En esa cantidad de consumo se condensan 42 mg de calcio, 5 g de fibra, 223 mg de potasio, 38 calorías y 46 mcg de folatos. Para evitar la pérdida de fibra es mejor comerlas enteras y evitar los batidos.

Postres sin culpas
Hay una variedad de opciones para hacer más atractiva la presencia de las frambuesas en tu menú, aquí te presentamos algunas opciones para hacerlas parte de tus postres favoritos:

¿Te imaginas un yogur griego como merienda? Toma dato de esta sencilla opción que requiere 250 g de esta leche fermentada, 15 g de aceite de linaza, 125 g de frambuesas picadas y 3 cucharadas pequeñas de nueces.

Para su preparación mezcla el yogurt con el aceite de linaza, las frambuesas espolvoréalas con una cucharadita de azúcar. En un recipiente coloca las nueces y al juntar todos los sabores, disfrutaras de una sensación mixta de sabores, genial para una tarde de antojos.

En ensaladas también es ideal, tipo vinagretas, para lo cual se requieren 140 g de frambuesa y 370 ml de vinagre blanco. En un envase ambos se juntan y se dejan reposar durante un día. Úsala en ensaladas, marinadas, o para glasear carnes de cualquier tipo.

Dieta de frambuesas
La dieta de esta exótica fruta permitirá librarse del exceso de peso y aportar la energía necesaria al cuerpo. Las frambuesas serán el alimento único durante tres días y las porciones de 400 gramos cada uno, se distribuyen entre las cinco comidas diarias. Sugieren acompañarlas de mucha agua e infusiones sin azúcar.

Otra de las medidas referenciales es una taza de este alimento que posee solamente 64 calorías y que representan un tercio del requerimiento habitual de fibra para un adulto.