Es conveniente rodearse de personas que sumen puntos positivos a nuestras vidas. Las “quejonas” y “criticonas” por lo general no están conformes con lo que son y les molesta que el resto del mundo se sienta bien y sea feliz. Aleja de tu vida a esas personas antes que te contagien su veneno.

La ciencia define la palabra tóxico o tóxica como una sustancia venenosa que puede causar la muerte. Si bien es un término que se debe utilizar para referirse a un componente químico, la sociedad lo emplea para referirse a determinadas personas que afectan su entorno.

descub-1-jpg.188

Las llamadas personas toxicas son aquellas son aquellas que en vez de sumar restan, critican, desmotivan, pisan, hunden, están llenas de pesimismo, todo lo ven gris, nada es suficiente para ellas.

Si estás junto a una persona así has lo posible por alejarte porque no te conviene. En la vida debemos rodearnos de personas que nos hagan crecer, nos valoren, nos enseñen, nos respeten, nos quieran.

Cómo identificar a una persona tóxica
Como antes lo mencionamos las personas tóxicas son muy negativas, pero no con respecto a su comportamiento sino hacia las demás personas. Son egoístas: sólo piensan en ellas. Sus necesidades están por encima de las de cualquier persona. Sus asuntos son los únicos que existen y su solución siempre será la prioridad.

Conflictivas: por creer que están por encima de quienes los rodean, se sienten inalcanzables y cualquier diferencia con el prójimo será motivo de discusión. Manipuladoras: Asumen el rol de victimas para valerse de la buena voluntad de las personas con el propósito de llevarlos a cumplir sus deseos.

Criticonas: opacan las virtudes de las personas a su alrededor resaltando sus defectivos y siempre buscan otro defecto. Destructoras: emplean lenguaje ofensivo para bajar la autoestima de las personas. Los logros obtenidos por terceros los hace infelices porque son envidiosos.

Cómo alejar a una persona tóxica
Si descubriste que una o muchas personas que dicen ser tus amigas son tóxicas lo mejor es que esa amistad no continúe, aléjate de ellas.

Aprende a decir no. Poner límites a veces es necesario, aunque cuesta cuando no se tiene una buena autoestima. Pero esa persona debe entender que no estás a disposición, tú también tienes prioridades.

No discutas. Las personas tóxicas gustan discutir para embaucar y conseguir lo que quieren. Por eso debes evitar las discusiones y mantener una elevada autoestima.

Evalúa su comportamiento. Es posible que hayas notado su actitud negativa hacia otras personas y no te hayas dado cuenta que reciben el mismo tratamiento. Conviértete en un tercero y ve todo el panorama desde afuera.

No te alejes de tus amigos. Las personas tóxicas acostumbran a crear dependencia para alejarte de las demás personas. No lo permitas.

Donde están las personas tóxicas
Las personas tóxicas pueden estar en cualquier lugar: en la casa, en la escuela, en el trabajo, en el supermercado. Pueden ser familiares, amigos, un compañero de trabajo un desconocido. Lo importante es que no te dejes afectar por su comportamiento y para evitar cualquier riesgo es mejor que los deseches de tu vida.