¿Sabes cuál es la parte más olvidada del cuerpo? Los pies. Casi no le damos importancia, lo tomamos en cuenta solo para arreglarnos las uñas y apreciar qué tan bonitos nos queda el calzado, sin embargo, es una de las partes más fundamentales. Es el sostén del cuerpo, es como hablar de las patas de una silla.

evita-calambre-con-ochos-ejercicios-de-pies-jpg.187

Es necesario que de ahora en adelante le dediquemos un poco de nuestro tiempo y hagamos ejercicios para ellos. Hoy te diremos ocho entrenamientos para evitar dolores nocturnos, calambres y tirones. Es necesario fortalecer los pies ya que el calzado de hoy en día los vuelve rígidos y deformes.

Lo bueno de este tipo de actividades es que lo puedes hacer a cualquier hora y en cualquier lugar.

Calentamiento
Así como hay que preparar el cuerpo antes de hacer ejercicios, lo debemos hacer con los pies antes de levantarnos de la cama. En una posición cómoda, levanta y extiende los dedos lo más que puedes y mantén la postura durante unos 15 segundos, relájalos e inicia de nuevo. Haz tres series.

Ahora, para fortalecer los dedos, músculos pódales y arcos plantares, levanta ligeramente el talón, presiona con los dedos el suelo y mantente así unos segundos. Descansa y repite esta acción unas 10 veces.

Hey, estos ejercicios no lo debes hacer con desdén ni por salir del paso, anímate y hazlo divertido. Por ejemplo, otro método que te podría servir, sería colocar un bolígrafo en el suelo, siéntate con la espalda recta y recógelo con los dedos de los pies, suéltalo, espera unos segundos y vuelve a ejecutar este control unas 20 veces más.

A medida que vayas practicando, intenta jugar con el tamaño, grosor y textura del bolígrafo o lápiz.

Apóyate con una toalla o banda elástica
Vas a agarrar los extremos de una toalla o banda elásticas, lo que prefieras, con las manos y apoyarás un pie en el centro, sobre los dedos y metatarsos, estira los brazos y ejerce presión hacia abajo con el pie. Mantén esta posición 10 segundos, descansa un poco y repítelo 10 veces.

Ahora si vas a necesitar solo una toalla. Colócala en el suelo y con los dedos recoge uno de los bordes y llévalo hacia atrás, hasta que la toalla se arrugue. Estíralo como estaba en un principio y repite esta acción cinco veces. Este ejercicio tiene como finalidad fortalecer los dedos.

No obstante, agarra una pelota de tenis de golf o cualquiera que tenga tu hijo, lo importante es que sea flexible. Levántate y pon el balón debajo de la planta del pie, haz movimientos circulares para adelante y hacia atrás. Repite esto, pero con el otro pie.

Te toca trabajar los tobillos y pantorrillas, para esto debes hacer giros en sentido de las agujas de reloj y luego hacia el otro lado, durante unos segundos. También puedes agarrar con palma de la mano los pies y llevarlos hacia atrás y los costados. Muévelos para arriba y para abajo los pies.

Por último, para estirar y fortalecer, entrelaza los dedos de las manos con los de los pies, presiona ligeramente y descansa. Repítelo cinco veces.