El sudor es definido como la eliminación del exceso de agua, una respuesta que el cuerpo humano da generalmente durante el ejercicio físico, en ambientes calurosos o ante situaciones de tensión.

hiperhidrosis-jpg.189

Sin embargo, hay personas cuya sudoración es excesiva. Esto se conoce como hiperhidrosis, que es una patología en la que el individuo comienza a transpirar sin necesidad atravesar estos escenarios.

¿Qué es la hiperhidrosis?
Es una enfermedad ocasionada por una falla del sistema nervioso simpático, encargado de regular la temperatura corporal, sobre estimulando las glándulas sudoríparas, produciendo más sudor de lo regular independientemente del ambiente o sensación emocional.

Se dice que la hiperhidrosis cumple un principio genético puesto que la mayoría de quienes la padece comparte la experiencia con otro integrante de su familia. Se desarrolla comúnmente a partir de la pubertad y afecta a al menos 3% de la población a escala mundial.

Así mismo, hay enfermedades que pueden desencadenar hiperhidrosis: diabetes, algunos tipos de cáncer, cardiopatías, infecciones cutáneas, hipertiroidismo, trastornos neurológicos, psicológicos o psiquiátricos, hipoglucemia y los sofocos regulares de ciclos menopáusicos.

Diagnóstico
De acuerdo con las características regulares de la enfermedad, son los dermatólogos los encargados de diagnosticarla y determinar, según la severidad del caso, cuál será el tratamiento adecuado que el paciente deberá ejecutar para aliviar o revertir la hiperhidrosis.

Exploración física
Incluye el estudio directo de la piel a través de la observación y el tacto. En esta epata el médico también elabora el historial clínico y evalúa los síntomas que pueden o no corresponder a sospecha de hiperhidrosis.

Análisis de laboratorio
Típicos exámenes de sangre, orina u otros. El objetivo de estos es determinar si otra enfermedad podría estar causando la sudoración excesiva y, en ese caso, referir al especialista indicado para tratar el problema de origen.

Prueba de sudor
Son estudios específicos que sirven para evaluar el comportamiento de la piel: áreas afectadas, gravedad de la enfermedad. Estas son esenciales para el diagnóstico y tratamiento correspondiente.

Tipos de hiperhidrosis
Principalmente la hiperhidrosis se clasifica de acuerdo a las regiones donde se presenta: rostro, axilas, palmas y plantas de pie. No obstante, los tipos se dividen de acuerdo a la razón y gravedad.

Origen
La hiperhidrosis primaria es aquella que no está asociada a ningún otro trastorno, se origina en cualquier momento de la vida y sin causa aparente. Por otro lado, la secundaria es la que se origina a partir de alguna otra enfermedad.

Nivel
La hiperhidrosis puede clasificarse en dos tipos. Es moderada cuando su interferencia en las actividades del paciente es eventual y a veces es casi imperceptible. Puede ser perfectamente tolerable y controlada.

Cuando interfiere constantemente en la rutina diaria haciéndose intolerable se clasifica como hiperhidrosis severa. Estos casos pueden ocasionar hongos, pigmentación en la piel, mal olor, descamación e irritación.

Tratamientos
Los tratamientos para tratar la hiperhidrosis también tienen clasificación.

Medicamentos
Antitranspirantes o cremas expresamente recetadas que contengan cloruro de aluminio o gicopirrolato, respectivamente, bloqueadores de nervios que evita su comunicación (puede ocasionar efectos secundarios), antidepresivos para contrarrestar la ansiedad, bótox donde se produce la sudoración excesiva.

Procedimientos
Cirugía de extracción de glándulas sudoríparas o simpatectomía (corte, quema, pinza o interrupción de nervios), terapia de microondas

Remedios caseros
Antiestrigentes, zapatos y calcetines de materiales naturales y técnicas de relajación.