Uno de los indicadores de más renombre y más recomendados en Forex es el MACD. Por sus siglas en inglés, MACD quiere decir Moving Average Convergence-Divergence que podría traducirse por algo como promedio móvil de convergencia y divergencia, lo cual ya nos ofrece una idea de hacia dónde apunta este indicador. Es indicador nos ofrece información sobre la aceleración o desaceleración de la tendencia mediante sus divergencias. En mercados alcistas, sus mejores señales se producen en el momento en el que el indicador cambia de abajo hacia arriba. En mercados bajistas, sucede lo contrario. Da sus mejores señales cuando el indicador cambia de arriba hacia abajo.

1540470489384-jpeg.18

Este indicador puede ser utilizado con cualquier par de divisas, lo cual ofrece amplitud de elección al momento de escoger el par por parte del trader. Es un abordaje sumamente sencillo que puede ofrecer grandes entradas si es usado de manera correcta. Eso sí, nunca se utiliza en mercados de tendencia lateral.

Una desventaja que posee es que no ofrece información suficiente como para ser utilizado únicamente, por lo que deberemos combinarlo con otros indicadores para maximizar su utilidad. Además, si utilizamos la configuración predeterminada del indicador, muchas de las aproximaciones que genera puede que no funcionen de la manera que el trader desearía que funcionaran. Por esto, será necesario aproximarse al indicador eligiendo bien cuales señales tomar y cuales otras evitar.

Una estrategia que podemos usar con este indicador es la de seguir la tendencia. Recomendamos tomar tan solo tendencias con el promedio móvil por encima del período 200 y solo operar en la dirección de la tendencia. De esta manera, cuando el promedio móvil se encuentra por encima de 200 los traders estarán únicamente comprar en cruces optimistas de MACD. Esta estrategia puede ser utilizada en cualquier timeline mayor al gráfico de una hora.

Otra estrategia utilizable es la Reversal. A pesar de ser una de las condiciones de mercado más difíciles para operar, debido a que es casi imposible saber cuándo tendrá lugar un cambio de rumbo en los precios, operar con Reversal es una de las estrategias más atractivas para operadores minoristas. Esta estrategia puede traer grandes ganancias pero también grandes pérdidas, por lo que es estrictamente necesario utilizar controles de riesgo.Para esta estrategia, es importante esperar al cruce entre el MACD y otro indicador, por ejemplo el Signal Line, y entrar al mercado en el cruce más alto que arrojen los gráficos.