Es aquella inflamación o hinchazón de un tendón. Muchas veces va acompañada de microfisuras, relacionada con la estructura fibrosa que hace unión del músculo con el hueso. Está ocasiona dolor y una alta sensibilidad alrededor de la articulación.

Lo que da origen a una tendinitis es la sobrecarga muscular o causa de una lesión, algunas veces se debe a la degeneración del tendón debido a la edad de la persona, lo cual es producida por el envejecimiento en los tendones debido a que pierden la elasticidad. Puede originarse bien sea en aquellas personas que hagan ejercicios, como en las que no tienen ningún tipo de actividad física.

¿Qué es la tendinitis y porque se origina?

Está no deja que la persona pueda mover las piernas y brazos como previamente corresponde. Cuando la tendinitis es ocasionada en el hombro, afecta principalmente al bíceps braquial, y a todos esos músculos que lo acompañan, como son “manguito rotador redondo menor, supraespinoso, subescapular e infra espinoso”.

La tendinitis en el hombro o llamada glenohuneral, tiene varios factores que dan origen a su causa, siendo la principal causa la edad, usualmente ocurre en las personas mayores de 40 años hasta los 65 años, hoy en día se ven afectados los jóvenes entre los 25 y 35 años.
Depende algunas veces de la profesión de la persona, a veces suelen realizarse movimientos bruscos en el lugar de trabajo, afectando los músculos infra y supraespinoso.

Todo ese esfuerzo excesivo que realice el ser humano durante el día a día producen las lesiones dolorosas llamadas tendinitis, por lo cual no es curada espontáneamente, de manera que esta debe ser tratada cuidadosamente y medicada correctamente por un médico.

¿Cuáles son los síntomas y precauciones durante una tendinitis?

Principalmente la hinchazón leve, que se comienza con el calor o aquel enrojecimiento suave. Incapacidad para mover o hacer uso de las articulaciones. Dolor justo en la zona afectada que poco a poco con los movimientos va empeorando. Dolor durante la noche. Sensibilidad por el área afectada.

“El hombro, muñeca, codo, talón y rodillas son los primeros afectados en una tendinitis“
Para prevenir una tendinitis, evitar aquellos movimientos que ocasionan sobrecarga en el tranco superior e inferior. Siempre mantenerse hidratado, si eres de las personas que realiza ejercicio o alguna actividad física, debes realizar un breve calentamiento antes de iniciar.
De no tener en cuenta alguna de estas prevenciones o síntomas, se puede llegar a ocasionar ruptura en el tendón, por lo que se verá en necesidad a una cirugía plástica.

¿Qué tratamiento, pronosticó y diagnosticó se debe tener en el momento de una tendinitis?

Por medio de un examen físico justo donde la persona sienta el dolor se puede determinar la zona afectada y el tipo de tendinitis. El tratamiento es reposo para relajar el dolor, siendo inmovilizada la zona afectada y tomar analgésicos antiinflamatorios. Cuyos pronósticos es cambiar el hábito de vida que lleva la persona para una recuperación súper rápida.