Muchos son los clientes de instituciones financieras que desconocen el significado de ASNEF, o no saben que existe esta entidad. Lo cierto es que cuando nosotros vamos a un banco u otra institución financiera a solicitar un crédito, lo primero que hacen los asesores es verificar si no tenemos ningún problema financiera en ASNEF, si no el cliente no ha tenido problemas con morosidad, o no se encuentra bajo un trámite judicial por falta de pago.

9df36ed4-6abd-4f8e-a855-72156777480d-jpeg.22

Para que sepas cuales son las consecuencias que puedes tener en tu record crediticio si te apareces con malas referencias en ASNEF, primero te explicamos que es esta entidad.

ASNEF es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros, fue creada en el año de 1967 y es la encargada de consolidar toda la información de las personas y de su solvencia patrimonial y de crédito. Se creó con el fin de fichar a los clientes morosos para que los prestamistas tengan la seguridad de otorgar créditos.

Sin embargo algunas personas por errores de los colaboradores que se encargan de fichar a estos clientes morosos, por casos de nombres similaresfichan a las usuarios incorrectos, y que sucede cuando necesitamos pedir un préstamo y sin saberlo aparecemos con mal record crediticio, este es un grave problema y lo primero que debemos hacer es quitar nuestros datos de las listas de morosos de ASNEF.

Para que puedas salir de ASNEF a continuación te explicamos cuáles son los pasos a seguir:

  • Lo primero es de debes comprobar la razón por la que te han inscrito en la lista de clientes morosos. Al comprobarlo tendría que existir la deuda y el nombre de la entidad que solicito que te incluyeran en el registro.
  • Después de saber cuál fue la institución que reclama la deuda, debes de acercarte a las instalaciones del banco o incitación financiera y pedir que te aclaren el problema. Si no estás de acuerdo con la deuda o sabes que es incorrecta, posiblemente se trate de un fraude.
  • Si la institución no te da ninguna respuesta, entonces debes reclamar a la administración local y luego a la autónoma. En este paso tienes que colocar una denuncia en OMIC la Oficina Municipal de Información al Consumidor, debes explicar que no estás de acuerdo con la deuda y además tienes que solicitar una rectificación. Si este paso también falla entonces colocas la queja ante el servicio de arbitraje de consumo de la comunidad autónoma de la residencia.