Bienvenido a Foro Jóvenes

Te invitamos a registrarte y ser parte de nuestra comunidad ¡Es rápido y sencillo!

Registrarse Acceder

La dificultad de ser hombre

Registrado
5/1/19
Mensajes
74
Puntos
8
Ubicación
Empire City
Hoy en día, estamos habituados a escuchar en los medios de comunicación y redes sociales que es difícil ser mujer. No me cabe duda que en países subdesarrollados o con sistemas sociopolíticos totalitarios sea difícil ser mujer, como también ser hombre. Pero en occidente, ni mucho menos es así. No obstante, ¿alguien se pregunta si la identidad masculina corre peligro? ¿Alguien reflexiona sobre la fragilidad del hombre?



Lo cierto es que ser hombre a nivel psicobiológico es mucho más difícil que ser mujer. De hecho, es hasta más frágil. Para Susan Pinker es una cuestión de vital importancia. A lo largo de su amplia experiencia como psicóloga se ha encontrado con lo que denomina la paradoja sexual, es decir, con niños más frágiles y niñas “robustas” que rutinariamente aventajan a estos en cuestiones como, por ejemplo, la comprensión lectora o la denominada ventaja social (desarrollo de la empatía). Sin embargo, al superar la adolescencia, muchos de esos niños frágiles salen adelante llegando a la cima profesional, mientras que esas niñas tienden a elegir profesiones más humanitarias, con mayor flexibilidad y autonomía. Pinker encuentra la respuesta en el conjunto de factores biopsicológicos y no tanto en los propios estereotipos sociales (discriminación y opresión), lo que explicaría las diferencias genuinas de sexo que se resisten a cambiar, más aún cuando se imponen políticas igualitarias.

Y si nos trasladamos al nivel biológico, la identidad masculina significa, a grandes rasgos, diferenciarse de la identidad femenina. Pues la unidad embrionaria es femenina y es a partir de las 8 semanas cuando se produce los pertinentes cambios para diferenciarse. En definitiva, la identidad masculina es sumamente disruptiva.

Vivimos una época que unos llaman feminista y otros misándrica. Sea como fuere, dejando las etiquetas a un lado, vivimos una era en la que las mujeres compiten contra (no con) los hombres. Algunas de ellas, unidas en colectivismos, rezan eslóganes del tipo “nosotras podemos más que ellos, no los necesitamos”. Así, acaparan con voracidad todas las esferas. Pero no por méritos propios sino con ayuda de leyes discriminatorias que anulan o menoscaban al hombre. Entonces, en este contexto sexista y teniendo en cuenta que ser hombre a nivel psicobiológico consiste en diferenciarse, consiste en no ser mujer, ¿de qué se les está permitiendo diferenciarse si la mujer acapara todo de este modo?

Así, el hombre está inmerso en una crisis de identidad por la demonización de su sexo. Un factor que les está condicionando socialmente, por ejemplo, con mayores penas (20-30% más de condena por el mismo delito por ser hombre). Siendo visible esa demonización en algunas representaciones comunes de la cultura popular, pero también en programas políticos y legislativos que culpan directamente a los hombres por los desórdenes sociales y la violencia. Así como también los medios de comunicación y las universidades tienen mayor consideración con las mujeres que con los hombres, presentándolas en sociedad como frágiles y vulnerables. Por ejemplo, si una mujer asesina a su hijo, socialmente se la presentará como una madre desvalida y con una enfermedad mental para justificar sus actos, pero si es el padre el que asesina a sus hijos, ante la sociedad será un monstruo.
 
Registrado
5/1/19
Mensajes
74
Puntos
8
Ubicación
Empire City
Masculinidad ni significa hombre, ni es tóxica

Tiende a equipararse hombre con masculinidad y a ésta con machismo y, por lo tanto, con tóxica. Ahí reside el problema, se confunden conceptos. La masculinidad es una amalgama de características biológicas, instintos evolutivos y valores sociales, que cada hombre experimenta de una forma particular. Me explicaba un joven amigo que entiende la masculinidad como la expresión cultural que las sociedades han edificado sobre el sexo varonil y que toda expresión cultural se erige sobre una realidad. Seguramente si pregunto a los lectores cada uno me explicará con sus matices lo que entienden por masculinidad. Así, este concepto viene a significar diferentes cosas. Descripciones que cambian de una persona a otra y según las generaciones y culturas. Es más, la masculinidad se estructura y expresa a través de otros ejes de identidad como la clase, la raza, la etnia, la edad y la sexualidad. Lo mismo ocurre con la feminidad. Ambos se experimentan a través de las interacciones. Sin olvidar que las mujeres también muestran comportamientos y rasgos masculinos, como los hombres rasgos femeninos.

Sin embargo, como explica Daniel Jiménez, se culpa a la masculinidad de una variedad de enfermedades sociales hasta el punto que algunos afirman que no existe la masculinidad tóxica sino que la masculinidad en sí es tóxica. Al mismo tiempo, la creatividad masculina, las contribuciones y los logros se atribuyen a una suerte de rasgos individuales o a una posición de privilegio. En definitiva, a los hombres se les está recriminando su agresividad que, si bien es cierto que puede ser lesiva, también es esencial para competir y defender. Se les está diciendo que la sociedad es una tiranía “falocéntrica” de la que son responsables y, además, se les advierte que si intentan prosperar se les recriminará por ser cómplices de la tiranía feminicida. Así, hemos pasado de intentar convertir a las mujeres en hombres a intentar convertir a los hombres en mujeres. En palabras de Santiago Navajas, hemos pasado “de la neurótica “envidia del pene”, que diagnosticó un tanto fraudulentamente Freud, al histérico “odio al pene”, que propagó Andrea Dworkin”.
 
Registrado
5/1/19
Mensajes
74
Puntos
8
Ubicación
Empire City
Deconstruir, pero no la masculinidad

Lo cierto es que cuando desde el feminismo corporativo usan esa idea de “masculinidad tóxica” lo hacen como atajo perezoso y sin fundamento para mostrar su desaprobación con todo lo que hacen los hombres. Cual pataleta de niñas pequeñas. En confianza con ustedes, me harta que digan que la masculinidad es tóxica y, por lo tanto, hay que deconstruirla. ¿Por qué no modificar los convencionalismos sociales que encorsetan tanto a la masculinidad como a la feminidad? ¿Por qué no esforzarse por retirar del imaginario colectivo eso de “los niños no lloran” para que no repriman sus emociones?

Lo que en definitiva hacen al dictaminar que la masculinidad es tóxica es asociar criminalidad a masculinidad. Así, el discurso consiste en deshumanizar al hombre y convertirlo en la representación de todo lo malo, no de lo que está mal independientemente del autor. Es evidente que hay una tendencia dentro de la violencia física, la cual está representada mayoritariamente por el sexo masculino. Pero esa mayor tendencia no se explica a través de una masculinidad supuestamente tóxica. Sino a través de factores biopsicosociales y ambientales. Por ello hay que comprender la agresividad y sus adaptaciones, así como sus diferentes formas de expresarse.

Una agresividad que, al igual que otros comportamientos humanos regulados por la selección sexual, también se expresan en mujeres. Es más, si nos trasladamos a otras formas de agresividad y, por lo tanto, de violencia y criminalidad podemos observar que la tendencia es femenina y no por ello hablan de una feminidad tóxica, ¿no? Si no convence eso de feminidad tóxica podemos trasladarnos, por ejemplo, a EEUU donde la criminalidad es con mayor tendencia cometida por negros y tampoco hablan de una “toxicidad negra”. ¿Entienden por dónde quiero ir? Si en otras esferas públicas nos esforzamos por disociar la responsabilidad colectiva, entonces ¿por qué no con los hombres?

Lo tóxico es la sociedad con su libertad menoscabada

Ni todos los rasgos masculinos son inherentemente tóxicos ni todos los etiquetados como tóxicos son siempre problemáticos. Que un hombre haga algo considerado masculino no significa que todos los hombres lo hagan. Por lo tanto, sin una base y sin un contraste evidente no se puede definir la masculinidad en términos de toxicidad o no. La masculinidad no es tóxica. No hay que deconstruirla. Es tan vital como la feminidad y es necesario que ambas sean aceptadas y cultivadas con libertad. Porque si no, ¿qué modelo de sociedad estaremos construyendo si se castra a hombres y mujeres?

Reducir a una sola causa las motivaciones que llevan a una persona a actuar violentamente está conduciendo a creer erróneamente en ideas como “violencia de género” o “masculinidad tóxica”. Ideas manipuladas porque se usa la evolución y los matices de los comportamientos para justificar y respaldar una creencia o ideología, como se hace hoy desde el feminismo corporativo y desde la ideología de género. La masculinidad como la feminidad no son tóxicas. Como tampoco lo son la rabia, la ira o la frustración. Son rasgos, características y expresiones que en función de cómo se articulen y gestionen dan como resultado diferentes formas de violencia o no.

Cuando realmente se comprenda que masculinidad y feminidad son las caras de la misma moneda, la humana, y que ambas se encuentran en cada persona, expresándose unas veces con mayor ímpetu la masculinidad y otras la feminidad, entonces la humanidad podrá verdaderamente alcanzar una condición de iguales desde las diferencias y particularidades de cada persona
 

diani-s

manga y harry potter! ;D
Registrado
15/6/08
Mensajes
22
Puntos
3
Ubicación
en una casa, con puertas y ventanas xD
Yo, desde mi sincero punto de vista, no creo que se trate simplemente de ser hombre o de ser mujer, se trata de ser personas, con las mismas capacidades y las mismas posibilidades.

Creo que está cuestión de los derechos de las mujeres y de otras personas desde el punto ideológico está yendo demasiado lejos, y más ahora.

Enviado desde mi ANE-LX3 mediante Tapatalk
 

Mercromina

Nueva usuaria
Registrado
22/7/10
Mensajes
73
Puntos
48
Ubicación
Omicron Persei 7
En ningún momento se dice que el hombre esté oprimido en todo el artículo.
Simplemente que la sociedad occidental actual nos es contraproducente para nuestro desarrollo biopsicológico.
¿Y ahí qué dice?

La masculinidad no es tóxica. No hay que deconstruirla. Es tan vital como la feminidad y es necesario que ambas sean aceptadas y cultivadas con libertad. Porque si no, ¿qué modelo de sociedad estaremos construyendo si se castra a hombres y mujeres?
 

Bob Log III

Mr. Worldwide
Registrado
17/6/18
Mensajes
7
Puntos
3
No deja de asombrarme esta postura tan extendida de, no teniendo gran idea del campo en cuestión, coger cualquier tipo de argumento aparentemente científico y darlo por bueno, solo porque coincide con la ideología de quien lo selecciona.

Yo, sin tener una formación en biopsicología (no sé ni si esto es equivalente a la psicología evolutiva), solo puedo señalar que la gente que habla de vidas difíciles suele hacerlo desde la comodidad que da la clase media. Que desde luego se puede tener una vida difícil sin ser pobre, pero a veces la falta de perspectiva es evidente.
 
Registrado
22/1/19
Mensajes
54
Puntos
8
Esta conversación es tan fría como los 0 grados Kelvin. Alias -273º grados celsius, centigrados... Etc

Esta conversación es tan fría como los 0 grados Kelvin. Alias -273º grados celsius, centigrados... Etc[

Fuera de eso... El victimismo masculino(aparte de su fuerza) es una de las bases históricas del poder masculino. XP
Suelen quejarse mucho más que las mujeres.

Yo, sin tener una formación en biopsicología (no sé ni si esto es equivalente a la psicología evolutiva), solo puedo señalar que la gente que habla de vidas difíciles suele hacerlo desde la comodidad que da la clase media. Que desde luego se puede tener una vida difícil sin ser pobre, pero a veces la falta de perspectiva es evidente.

Son los ricos y la clase media los que suelen protestar. Las clases bajas... Sólo protestan a ratitos.
Nunca han sido los mindundis los que protestaron más.
Ser más exigente es cosa de ricos(o de intermedios). También debes valorar por "épocas" ésto.
Porque ahora es algo menos extremo el asunto. Por ende, hay más gente que protesta.

Dejemos este tema biográfico del señor escocés. :D Que molestamos aquí(dando nuestra opinión gratuita). :D
 
Última edición:

spoderman

el carrer el meu gimnàs
Registrado
10/3/13
Mensajes
36
Puntos
28
Ubicación
Chaina
Yo no creo que exista una opresión, pero sí existe un relativamente reciente empeño en descalificar a "la masculinidad" y englobar en un cajón desastre mil conceptos para asociarlo a lo peor del ser humano.

Dejando de lado que los mismos que dicen que la masculinidad tóxica existe, luego te sueltan que la masculinidad como tal no existe. A ver, poco sentido tiene atribuirle un adjetivo a algo que no existe.

La masculinidad existe. Son una serie de valores, actitudes, comportamientos... que son reconocidos como propios del varón. Lo mismo para la feminidad. Y no es tóxica, ni existe la masculinidad tóxica. Para mi, la masculinidad tóxica es fruto de, precisamente, la carencia de masculinidad (para mi, el top de toxicidad es Hitler, y dista mucho del ideal de masculinidad, asi como su séquito). Es el hombre carente de masculinidad el que acaba recurriendo a la hiperbole, a la exageración, a sobrepasar límites, con tal de aparentar y mantener la fragilidad de su noción como hombre.

Veo cierta contradicción en este discurso que hay y que sin duda alguna es el que ocupa la absoluta realidad mediatica y politica, y es la relación hechos-palabras. Como hombre, primero se me tacha de "privilegiado" y luego se me cuelga una deuda en base a ello. Por tanto, se podria decir que estoy en una situación de poder, de dominancia, según esas personas y en teoria "lo tengo más fácil". Pero, a la vez, ese entorno no duda ni un minuto en burlarse de mi si me rompo, si no sirvo, si no doy la talla (que obviamente me pasa, porque soy humano), si fracaso, y por tanto si demuestro que no cumplo esos cánones de masculinidad tradicional (hombre lider, exitoso, paternal, proactivo, sacrificado, agresivo incluso) como se puede ver en este hilo con alusiones a lloriqueo pobrecitos etcétera ante una queja legitima (que entiendo el contexto, cuidau, pero es lo que se ha posteado). Entonces ¿qué se supone que debemos hacer? ¿nos deconstruimos? ¿nos quedamos como estatuas? ¿o cumplimos lo que se espera entre lineas de nosotros? ¿debemos quejarnos de nuestra propia opresión porque no hacerlo es masculinidad tóxica, o no debemos quejarnos porque eso es que somos unos lloricas?

Creo que es algo que ni quien lo plantea lo conoce en profundidad. Y es un debate interesante para la mujer. ¿Qué harias si, el dia de mañana, no reconocieses la masculinidad en ningún hombre de tu entorno? Todos esos rasgos que percibes como masculinos, desaparecen. ¿Cual es tu lugar en el mundo? ¿Estais preparadas para eso? ¿Beneficia realmente a la sociedad?

Y no deja de ser curioso que el hombre ni se plantee estas cuestiones. Una mujer femenina nos llama más la atención que una mujer poco o nada femenina. No queremos negarle eso a la mujer. No lo vemos negativo. ¿Por qué si existe tal discurso al revés? Hasta en parejas del mismo sexo se encuentra esta distribución.

No paro de acordarme de El Fary en el famoso fragmento aquel del hombre blandengue. Yo también pienso que una mujer se aburre de un hombre que no es masculino, que no presenta esas características asociadas tradicionalmente al hombre. Cuando es sumiso, pasivo, pacifista, no es asertivo, cuando no toma riesgos, cuando no aguanta física o mentalmente... se aburre, y lo manipula, lo vapulea, hasta le maltrata físicamente, y luego lo tira a la basura y se busca un "hombre de verdad". Da igual la ideologia o la cultura de esa mujer, si puede elegir no ira a por el "aliado feminista típico" que dice estar a tope con vosotras pero a la que se le rechace cargará contra vosotras como un puto loco, pero seguramente elija a un tipo que, bajo sus propios estándares, sea machista. Entonces ¿qué sentido tiene todo esto?

Como digo, no, no me siento oprimido por ser hombre. Está claro que por nacer varón tienes una serie de presiones, responsabilidades incluso. Se espera algo de ti, que en el caso de la mujer creo que es más fácil de condonar. Son diferencias asumibles y naturales. Pero no pasa nada. Me perturba la desventaja legal. El resto, creo que cualquier hombre hecho y derecho puede asumirlo.

De todo esto es un signo muy claro el anuncio de Gillette. Hombres que se han de sentir incómodos por serlo. Avergonzados. En deuda. Molestos. Sois culpables de todas estas barbaridades. Pero... ¿qué se les dice? Que también han de hacerse responsables, y que tienen que demostrar su valia a los demás. Competir, ser mejores. Que tienen que liderar. Que tienen que trabajar el doble que el resto. Que son unos mierdas y hay que ponerse las pilas. Hay que desterrar a los que no son asi. Machacarlos. Frenarlos.

Creo que se ve claramente la paradoja en ese anuncio; criticas la masculinidad tóxica pero tomas esos mismos valores que criticas para ofrecerlos como solución siempre que sea en temas que te benefician a ti que no eres varón.

Los hombres no nos reconocemos en eso, porque no es tóxico no querer que te pongan un bozal y te digan cómo has de ser. Tenemos orgullo y es dificil arrebatarlo. Y en vez de responder con el mismo odio envenenado... aplaudimos las bondades de la masculinidad, los logros del varón, lo que aportamos a la sociedad por serlo. Porque todos, en mayor o menor medida, nos identificamos y tenemos experiencia en ello. Admitimos que no somos perfectos, pero somos lo que somos. Y creo que eso es lo que a un sector ideológico le jode, porque no puede sentirse orgulloso de nada.
 
Registrado
22/1/19
Mensajes
54
Puntos
8
Los hombres no nos reconocemos en eso, porque no es tóxico no querer que te pongan un bozal y te digan cómo has de ser. Tenemos orgullo y es dificil arrebatarlo. Y en vez de responder con el mismo odio envenenado... aplaudimos las bondades de la masculinidad, los logros del varón, lo que aportamos a la sociedad por serlo. Porque todos, en mayor o menor medida, nos identificamos y tenemos experiencia en ello. Admitimos que no somos perfectos, pero somos lo que somos. Y creo que eso es lo que a un sector ideológico le jode, porque no puede sentirse orgulloso de nada.

Orgullo hay por tantas cosas. Los hombres y las mujeres tienen sus dificultades comunes y separadas.
Pero el orgullo no es necesario que sea meritorio de algo. A veces, es orgullo por joder al personal. Sólo tenemos que pensar en el orgullo de la mayoría de políticos. Da igual izquierdas, derechas, centro.

Porque el orgullo relacionado con el aumento del patrimonio personal, en los políticos... Rara vez viene por lo "legítimo". Y muchas veces... Ni siquiera por lo legal.

No paro de acordarme de El Fary en el famoso fragmento aquel del hombre blandengue. Yo también pienso que una mujer se aburre de un hombre que no es masculino, que no presenta esas características asociadas tradicionalmente al hombre. Cuando es sumiso, pasivo, pacifista, no es asertivo, cuando no toma riesgos, cuando no aguanta física o mentalmente... se aburre, y lo manipula, lo vapulea, hasta le maltrata físicamente, y luego lo tira a la basura y se busca un "hombre de verdad". Da igual la ideologia o la cultura de esa mujer, si puede elegir no ira a por el "aliado feminista típico" que dice estar a tope con vosotras pero a la que se le rechace cargará contra vosotras como un puto loco, pero seguramente elija a un tipo que, bajo sus propios estándares, sea machista. Entonces ¿qué sentido tiene todo esto?
Hay cosas tradicionalmente masculinas y femeninas que son totalmente merecedores de crítica. En ambos sentidos.
Presupones que las relaciones(que son algo individual) sólo van a por los tíos "masculinos".
Básicamente que las mujeres follamos con los machitos(en mi caso, que ni siquiera me van los machos xD)
Y eso es algo particular e individual.
Y la gente no es puro estereotipo. Ni ser profeminista en un hombre... Implica unos rasgos determinados. Ni lo contrario.
Las reglas generales cuando hablamos de personas(salvo en determinadas cosas) son una chorrada.
Las valoraciones específicas son las que importan.

Y por cierto. Críticas a la mujer... Y cosas más allá... Hay muchísimo. Sólo tienes que leer los comentarios sobre las mujeres de la mayoría de sabios de todas las épocas, incluso la actual.
Críticas siempre ha habido hacia todos los lados. SIEMPRE.
 
Última edición:

Mercromina

Nueva usuaria
Registrado
22/7/10
Mensajes
73
Puntos
48
Ubicación
Omicron Persei 7
Yo no creo que exista una opresión, pero sí existe un relativamente reciente empeño en descalificar a "la masculinidad" y englobar en un cajón desastre mil conceptos para asociarlo a lo peor del ser humano.

Dejando de lado que los mismos que dicen que la masculinidad tóxica existe, luego te sueltan que la masculinidad como tal no existe. A ver, poco sentido tiene atribuirle un adjetivo a algo que no existe.

La masculinidad existe. Son una serie de valores, actitudes, comportamientos... que son reconocidos como propios del varón. Lo mismo para la feminidad. Y no es tóxica, ni existe la masculinidad tóxica. Para mi, la masculinidad tóxica es fruto de, precisamente, la carencia de masculinidad (para mi, el top de toxicidad es Hitler, y dista mucho del ideal de masculinidad, asi como su séquito). Es el hombre carente de masculinidad el que acaba recurriendo a la hiperbole, a la exageración, a sobrepasar límites, con tal de aparentar y mantener la fragilidad de su noción como hombre.

Veo cierta contradicción en este discurso que hay y que sin duda alguna es el que ocupa la absoluta realidad mediatica y politica, y es la relación hechos-palabras. Como hombre, primero se me tacha de "privilegiado" y luego se me cuelga una deuda en base a ello. Por tanto, se podria decir que estoy en una situación de poder, de dominancia, según esas personas y en teoria "lo tengo más fácil". Pero, a la vez, ese entorno no duda ni un minuto en burlarse de mi si me rompo, si no sirvo, si no doy la talla (que obviamente me pasa, porque soy humano), si fracaso, y por tanto si demuestro que no cumplo esos cánones de masculinidad tradicional (hombre lider, exitoso, paternal, proactivo, sacrificado, agresivo incluso) como se puede ver en este hilo con alusiones a lloriqueo pobrecitos etcétera ante una queja legitima (que entiendo el contexto, cuidau, pero es lo que se ha posteado). Entonces ¿qué se supone que debemos hacer? ¿nos deconstruimos? ¿nos quedamos como estatuas? ¿o cumplimos lo que se espera entre lineas de nosotros? ¿debemos quejarnos de nuestra propia opresión porque no hacerlo es masculinidad tóxica, o no debemos quejarnos porque eso es que somos unos lloricas?

Creo que es algo que ni quien lo plantea lo conoce en profundidad. Y es un debate interesante para la mujer. ¿Qué harias si, el dia de mañana, no reconocieses la masculinidad en ningún hombre de tu entorno? Todos esos rasgos que percibes como masculinos, desaparecen. ¿Cual es tu lugar en el mundo? ¿Estais preparadas para eso? ¿Beneficia realmente a la sociedad?

Y no deja de ser curioso que el hombre ni se plantee estas cuestiones. Una mujer femenina nos llama más la atención que una mujer poco o nada femenina. No queremos negarle eso a la mujer. No lo vemos negativo. ¿Por qué si existe tal discurso al revés? Hasta en parejas del mismo sexo se encuentra esta distribución.

No paro de acordarme de El Fary en el famoso fragmento aquel del hombre blandengue. Yo también pienso que una mujer se aburre de un hombre que no es masculino, que no presenta esas características asociadas tradicionalmente al hombre. Cuando es sumiso, pasivo, pacifista, no es asertivo, cuando no toma riesgos, cuando no aguanta física o mentalmente... se aburre, y lo manipula, lo vapulea, hasta le maltrata físicamente, y luego lo tira a la basura y se busca un "hombre de verdad". Da igual la ideologia o la cultura de esa mujer, si puede elegir no ira a por el "aliado feminista típico" que dice estar a tope con vosotras pero a la que se le rechace cargará contra vosotras como un puto loco, pero seguramente elija a un tipo que, bajo sus propios estándares, sea machista. Entonces ¿qué sentido tiene todo esto?

Como digo, no, no me siento oprimido por ser hombre. Está claro que por nacer varón tienes una serie de presiones, responsabilidades incluso. Se espera algo de ti, que en el caso de la mujer creo que es más fácil de condonar. Son diferencias asumibles y naturales. Pero no pasa nada. Me perturba la desventaja legal. El resto, creo que cualquier hombre hecho y derecho puede asumirlo.

De todo esto es un signo muy claro el anuncio de Gillette. Hombres que se han de sentir incómodos por serlo. Avergonzados. En deuda. Molestos. Sois culpables de todas estas barbaridades. Pero... ¿qué se les dice? Que también han de hacerse responsables, y que tienen que demostrar su valia a los demás. Competir, ser mejores. Que tienen que liderar. Que tienen que trabajar el doble que el resto. Que son unos mierdas y hay que ponerse las pilas. Hay que desterrar a los que no son asi. Machacarlos. Frenarlos.

Creo que se ve claramente la paradoja en ese anuncio; criticas la masculinidad tóxica pero tomas esos mismos valores que criticas para ofrecerlos como solución siempre que sea en temas que te benefician a ti que no eres varón.

Los hombres no nos reconocemos en eso, porque no es tóxico no querer que te pongan un bozal y te digan cómo has de ser. Tenemos orgullo y es dificil arrebatarlo. Y en vez de responder con el mismo odio envenenado... aplaudimos las bondades de la masculinidad, los logros del varón, lo que aportamos a la sociedad por serlo. Porque todos, en mayor o menor medida, nos identificamos y tenemos experiencia en ello. Admitimos que no somos perfectos, pero somos lo que somos. Y creo que eso es lo que a un sector ideológico le jode, porque no puede sentirse orgulloso de nada.
Me has conmovido aludiendo al fary jajaja

Pero te recuerdo que históricamente las que hemos tenido más limitaciones para involucrarnos en la vida política hemos sido las mujeres. Que hoy en día se hacen gilipolleces como lo de Gillette, ok. Pero mira los votos, la mayoría negativos. Mira el video de zorman de soy feminista moderna. Mayoría de votos positivos. Y vale dirás jiji es que las modernas no molan. Ok. Mira este video del red dead redemption 2

Sí es un juego, pero como divierte a la gente que le peguen una hostia a una mujer que está reivindicando el voto femenino. En fin. Podéis llorar lo que queráis, como hombres, nadie os quita. La cuestión es la razón por la que os quejáis. Y lo que yo veo en este hilo es mucho humo y exageración no acorde a la realidad.
 
Última edición:

Regístrate o inicia sesión

Debes de ser un usuario registrado para poder comentar

Crear una cuenta

Regístrate y forma parte de nuestra comunidad

Iniciar sesión

¿Ya tienes una cuenta? Accede aquí

Tendencias

Arriba